No son empleadas domésticas, son Aliadas

Sentado en el escritorio de su recámara, Rodolfo Corcuera, un joven tapatío que decidió probar suerte en el DF, le contaba a Aide —en ese entonces, su empleada doméstica— sobre el sueño de crear una plataforma para ayudar a las mujeres que se desempeñan en este sector a mejorar su calidad de vida.

“Hasta no ver no creer”, le respondió Aide, quien desde los 14 años labora como trabajadora del hogar, ya sea de planta o de entrada por salida.

Dos meses después, Rodolfo lanzó Aliada, una aplicación con la que cualquier persona puede solicitar la asistencia de una profesional de la limpieza desde su computadora o a través de su smartphone.

Aide fue la primera Aliada o “inversionista”, como Rodolfo la llama. “Empezamos a crecer y llegaron dos Aliadas más. Teníamos dos, cuatro o cinco servicios diarios. Al principio no jalaba tan bien, pero empezamos a movernos”, cuenta Rodolfo.

Actualmente hay más de 100 mujeres inscritas y diariamente se realizan de 140 a 150 servicios, principalmente en la delegación Cuauhtémoc.

Pero Aliada es más que una herramienta para solicitar un servicio. Las mujeres inscritas han logrado duplicar sus ingresos, administrar su tiempo y ser sus propias jefas, comenta el creador de este proyecto.

En la Ciudad de México, el panorama para quienes son trabajadores domésticos es un tanto desolador: de acuerdo con datos del Inegi, uno de cada tres gana menos de dos salarios mínimos. Además es uno de los grupos más discriminados, según la Copred.

“En México hay más de dos millones de personas que realizan este trabajo (doméstico), la gran mayoría mujeres, quienes ganan muy poco, tienen exceso de horas de trabajo y malas condiciones laborales”, explica Marcelina Bautista, directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar.

Aide recuerda que antes de usar la plataforma su ingreso mensual era de cinco mil pesos, ahora en una semana gana hasta dos mil 800 pesos y sólo trabaja ocho horas al día.

“Hay gente muy prepotente que dice tú eres la ‘chacha’, porque muchos lo denominan así, y tienes que hacer lo que yo diga”, cuenta Aide. La plataforma le da un respaldo que antes no tenía: “Si el cliente quiere extenderse ocho horas, tú le dices: sí, pero yo estoy cobrando por hora y usted tiene que pagar más”.

La meta de Rodolfo con esta aplicación es empoderar a las mujeres que trabajan en esta industria: “Vivimos en un país en donde hay mucha violencia intrafamiliar y esto se da por una cuestión de dependencia de las mujeres; lo que queremos es empoderarlas, lograr que sean ellas quienes lleven el ingreso a sus casas y que sean un ejemplo para sus hijos”.

Marcelina señala que otro de los factores que contribuye a que las empleadas del hogar sufran discriminación es porque las leyes al respecto no son muy claras: “Sus patrones simplemente se deslindan diciendo que la ley no dice nada y, por lo tanto, las tratan como si no merecieran nada, como si no fueran trabajadoras”, explica.

Con la herramienta son las mujeres quienes ganan más, pues 90% del cobro del servicio es para ellas y el resto para mantener la plataforma y el sueldo de 11 personas que administran el proyecto.

“Ellas (las Aliadas) no trabajan para nosotros”, explica Rodolfo. “Somos una plataforma para que ellas encuentren los servicios. De lo que nos encargamos es de que las personas que sean Aliadas sean de suma confianza”.

¿CÓMO SE ELIGE A LAS ALIADAS?

El proceso de selección es similar al que se hace con los choferes de Uber:

—Las interesadas ingresan a la página seraliada.com, ponen sus datos personales y contestan un cuestionario.

—Después son contactadas para que acudan a una plática, que consiste en explicarles cómo funciona la plataforma y de qué se trata.

—En el tercer paso se realizan pruebas toxicológicas, sicométricas  y se les realiza una entrevista personal.

—Posteriormente hacen un examen de limpieza; de no pasarlo, deben tomar una capacitación que es gratuita.

DATOS QUE TE INTERESAN

—195 pesos es el costo del servicio de una Aliada por tres horas.

—700 pesos en un día de trabajo puede llegar a ganar una Aliada por ayudar a limpiar.

—20 mil servicios se han realizado en la Ciudad de México a través de la aplicación.

Compartir
Artículo anteriorLo que nos quedaron a deber
Artículo siguienteSolución del sudoku: 14 de septiembre de 2015
Periodista egresada de la UNAM. Edito, escribo y cuento historias de la Ciudad de México. En mi tiempo libre me convierto en ciclista y fotógrafa de ocasión.