Platicamos con Daisy Ridley sobre su papel como la nueva heroína de Star Wars

Daisy Ridley
Foto: cortesía

Daisy Ridley podría haber sido otra cosa —una princesa, una adolescente enamorada, la próxima femme fatale—, pero eligió ser una chatarrera en un planeta perdido en una galaxia muy muy lejana. Una chatarrera que también es una guerrera con un sable láser que representa, para al menos tres generaciones, un nuevo tipo de héroe. O heroína. Su personaje, Rey, indudablemente es el protagonista de The Last Jedi, el episodio VIII de la saga Star Wars.

Rey, la chatarrera, está a punto de emprender un viaje por el mundo Jedi al lado de Luke Skywalker (Mark Hamill) en la película que se estrenará el 14 de diciembre. Un viaje que Daisy, la actriz inglesa de 25 años, también ha tenido que hacer.

Hace tres años el mundo no la conocía y hoy es una de las sonrisas más fotografiadas de Hollywood. Es lógico: si tienes la suerte de estar frente a ella cuando sonríe, sientes un hormigueo en las manos… y también sonríes.

Al juntar el papel de Daisy Ridley como la nueva heroína de Star Wars con esa sonrisa, el resultado es obvio: fans en la puerta de su casa y la imposibilidad de salir sin que alguien le pida un autógrafo, una foto, un video, un saludo o un pedazo de ella.

Pasó de tener cero reflectores a uno del tamaño del sol encima de ella.

Después de varios episodios de llanto y crisis nerviosa, hoy parece tener mucho más controlada esa fama. Hablamos con ella de cómo lo ha logrado y del peso de Star Wars en su carrera.

Daisy Ridley
Foto: cortesía

Eres la nueva heroína de mucha gente, ¿cómo te hace sentir eso?
No creo ser la nueva heroína de mucha gente, creo que Rey es un gran personaje heroico en esta historia y en el cine. Ella es increíble.

Ella es un personaje verdaderamente espectacular. ¿Te ves a ti misma también como una superestrella?
No. Y si en algún momento lo pensara, creo que necesitaría que alguien me diera un zape. Sería algo muy raro verme a mí misma de esa forma. A final solamente soy una actriz.

¿Te da miedo que el personaje de Rey sea demasiado fuerte y no puedas quitártelo de encima después? Le ha pasado a otros actores de Star Wars.
No. En realidad no es miedo porque la amo a ella y también a la historia. Además, ya he hecho otras tres películas en las que no participo como Rey —en México solo se ha estrenado Asesinato en el expreso de oriente—, así que no me preocupa. ¿Que si es el papel por el que seré más recordada? Seguramente, porque ella es maravillosa y la gente la ama. Y yo también la amo como personaje, así que estoy bien con que eso pase.

¿Tenías miedo cuando empezaste a filmar esta segunda película de la trilogía?
Sí. Cuando empezamos a filmar, la primera película apenas había salido, así que tuve que lidiar con que la gente empezara a ver lo que habíamos hecho un año antes. Pasó mucho tiempo antes de que todos pudiéramos verlo. De pronto, la gente empezó a reconocerme en la calle y fue muy raro. También estaba muy cansada, necesitaba una pausa, estaba exhausta. Fue cuando empecé a tener conciencia de todo lo que estaba pasando alrededor con todo el tema de Star Wars. Además, Rey tiene mucha más responsabilidad en esta segunda parte de la historia y yo me decía: “Oh, no sé si voy a poder hacer de nuevo todo lo que hace que la gente la ame”. Pero tuve la suerte de poder trabajar con Rian (Johnson, director de la cinta), que es maravilloso, y con Mark (Hamill). Al final aprendí con ellos que tienes que olvidarte de que estás haciendo una película de Star Wars y solo dedicarte a tu trabajo: hacer una buena película.

¿Estás orgullosa de esta película?
Sí, lo estoy. Antes de hacer The Force Awakens no sabía la cantidad de gente involucrada en hacer una película. Son miles y todos trabajan mucho para lograr que sea una buena cinta. Eso hace que me guste mucho ir a trabajar todos los días.

¿Qué les puedes decir a las niñas y los niños que quieren ser como Rey? Que buscan ser fuertes y valientes como ella.
Cuando terminé de filmar The Force Awakens quise aprender artes marciales. Busqué unas clases de karate. Leí en internet que era para adultos, pero en realidad era una clase de puros niños de tres años. Fue muy triste, pero tuve la suerte de que me entrenara un gran maestro. Así que, hablando de cosas físicas, puedo decirles que es increíble aprender nuevas habilidades.

En términos más espirituales, creo que la clave está en solamente ser tú y rodearte de gente que te haga sentir muy bien, con quien puedas hablar de las cosas que te importan. Mi consejo es: toma buenas decisiones.

Cuenta regresiva

The Last Jedi, el episodio VIII de Star Wars, se estrenará en México el 13 de diciembre en cines comerciales.

En la Venus…

Este sábado de 14 a 20h, la Delegación Venustiano Carranza organizó una jornada de actividades en torno a Star Wars. La cita es en el Centro Cultural Carranza.

También puede interesarte: Star Wars: teorías conspirativasCartelera de Autocinema Coyote en diciembre 2017 exhibe Star Wars.