El amor de los esclavos

 

 

La experiencia del encierro sólo la pueden narrar escrupulosamente los que la padecieron en alguna de sus formas. A Miguel de Cervantes Saavedra, la máxima figura de la literatura en español, le tocó.

El escritor estuvo encarcelado varias veces, e incluso en una de esas ocasiones empezó a crear su máxima obra, Don Quijote de la Mancha.

Pero no sólo estas líneas se gestaron a partir de su vivencia; también escribió El trato de Argel y Los baños de Argel, que narran los cinco años que el autor estuvo cautivo en Argelia, y que el dramaturgo y director Ricardo Zárraga consultó para crear la obra Argelia. La historia del cautivo.

En esta historia, dos enamorados españoles se separan tras un naufragio, pero se vuelven a encontrar en Argelia como esclavos de la misma casa, en donde no pueden concretar su amor, pues sus respectivos amos se enamoraron de ellos.

La puesta en escena, con actuaciones de Sergio Solís, Paola Izquierdo, Roam León y otros, transporta desde su escenografía al mundo árabe.

Lo mejor es que no para ahí: toda la pieza es ambientada por música de violín, guitarra, acordeón, clarinete y la delicada voz de una cantante distinta que cada función de esta obra sobre el amor y la imposibilidad de conseguirlo.

 

Martes a las 20:30 hasta el 3 de noviembre

Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico

Revolución 1500, Guadalupe Inn

 

Compartir
Artículo anteriorGDF abre convocatoria para rechazados a nivel bachillerato
Artículo siguienteUna llamada irresistible
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.