‘Body Suit’, la exposición para apreciar el tattoo mexicano

No es novedad que el tatuaje ha dejado de ser una actividad marginal para convertirse en un arte reconocido internacionalmente. Lo que sí es novedad es la exposición Body Suit, que será inaugurada el 21 de abril en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda y donde tatuadores de nuestro país mostrarán sus mejores trabajos.

Esta exposición está integrada por 60 obras de gran formato (un metro por 60 centímetros), elaboradas por 23 artistas de diferentes estados. Los diseños que se exhibirán en La Esmeralda, localizada en el Centro Nacional de las Artes (Tlalpan esquina Churubusco), están hechos sobre papel de algodón y pintados con acuarela, lápices de colores y plumón.

tattoo-mexicano

“El body suit viene de una tradición muy antigua en Japón, donde se hacían bocetos de gran formato para tatuajes de cuerpo entero. En ellos se mezclaban cuestiones mitológicas o seres fantásticos en perfecta armonía, pensados para el cuerpo. Esta tradición fue adoptada en el este de Los Ángeles, Estados Unidos, y allí la fantasía y la mitología de dragones, tigres y temas asiáticos se fusionaron con cuestiones norteamericanas”, explica Edgard Gamboa, profesor de La Esmeralda y uno de los coordinadores de la exposición.

12

“Los mexicanos residentes en Estados Unidos se apropiaron de este estilo para generar su propia narrativa dentro del formato de body suit, en el cual han creado iconografías muy mexicanas combinadas con elementos de China y Japón, lo que ha dado como resultado verdaderas obras maestras”, agrega Gamboa.

Body Suit será inaugurada el jueves 21 de abril a las 19 horas en la Galería Principal de la institución académica y permanecerá abierta al público en la Galería Principal de la ENPEG hasta el 13 de mayo, de lunes a viernes, de las 10 a las 18 horas. La entrada será gratuita.

Compartir
Artículo anteriorTEATRO | Días de suspenso en la Sala Xavier Villaurrutia
Artículo siguienteRevive las borracheras de Chavela Vargas
Inició su carrera periodística hace cinco años en El Universal. Ha colaborado en los suplementos Domingo y Confabulario. Se considera apasionado de la Ciudad de México, de su pasado y de las historias que la habitan, más aún si son mera fantasía.