Centavrvs: sonidos sin fronteras

 

Centavrvs empezó como “un experimento de científicos musicólogos locos, nomás para divertirnos y para ver qué sucedía si mezclábamos sonidos de ambientes de películas y corridos de la Revolución Mexicana con beats”, explica Demián Gálvez, fundador, vocalista y guitarra de la banda norteña. 

El proyecto inició en 2010 con Gálvez y el tornamesista DJ Rayo, ambos integrantes de Los Dorados. En un par de años crecieron hasta convertirse en quinteto (con la llegada de Alan Santos, Paco Martínez y Carmen Ruíz) y muy pronto comenzaron a ganarse un nombre en la escena electrónica de México. 

Tras el éxito de sus dos primeros EPs (Pacífico y Aniv de la Rev), lanzaron en 2014 Sombras de Oro, su primer larga duración, que les valió ganar los premios
IMAS a Mejor disco y Canción del año; apenas en su cuarta tocada ya estaban en el escenario principal del Vive Latino y una de sus primeras canciones (El Caudillo del Sur) fue incluida en el Music Alliance Pact de Red Bull y distribuida en 32 países del mundo. 

Para Demián, la clave de este ascenso es la dedicación total: “Todos los miembros del grupo somos músicos, siempre hemos sido músicos, sobrevivimos de la música, ¡nadie hace otra cosa que no sea música!”, dice el guitarrista. El resto del tiempo, los integrantes de Centavrvs colaboran con artistas como Ely Guerra, Molotov, Torreblanca y Natalia Lafourcade. 

http://youtu.be/j-_wUD6ZMoY

Y ha funcionado: tras presentarse en marzo en el festival SXSW en Texas, el New York Times los clasificó como “una propuesta de pop mexicano enraizado en cumbias y rancheras, con un claro dominio electrónico”. 

Es parte de un año que ha estado lleno de  buenas noticias, como grabar con Los Ángeles Azules una versión de La cumbia del infinito o sus próximas presentaciones como en el Aniversario de Spotify al lado de Los Nastys de Madrid y Glass Animals de Londres, o en la plancha del Zócalo compartiendo show con la legendaria Sonora Dinamita. 

 

Así, la banda encontró la fórmula para romper la tendencia: “Siempre volteamos a ver el rock o el pop de otras partes del mundo, estamos muy influenciados por la música anglosajona”, explica Demián.

El resultado se nota y tiene cuerda para rato, ya que la banda ya trabaja en su nuevo material: “Estamos terminando dos tracks que hicimos con dos raperos indígenas que conocimos en San Cristóbal, Chiapas, cuando estuvimos en la grabación de Sombras de Oro”, asegura el guitarrista. Si todo sale bien, estarán grabando lo nuevo a fines de este año.

HAY DE TODOALZAN SU BANDERA
Otra de las luchas de Centavrvs es recuperar la larga y rica tradición musical mexicana: “Creemos que siempre hay una necesidad en todas las personas de encontrar su verdadera identidad y eso fue lo que nos sucedió, simplemente volteamos a ver lo que teníamos enfrente”, dice Demián. “Es como si conoces París, Montreal o Japón, pero no conoces Pachuca, Playa de Carmen o Manzanillo”. 

 

 

(ARETHA ROMERO)