Columna: La participación social de la gente

La reunión está a punto de comenzar. “Qué bueno que vinieron, es muy importante que todos participen”, anuncia uno de los líderes mientras todos nos sentamos en un círculo. Estamos aquí para tomar decisiones cruciales, aunque nadie sepa bien de cuáles se trata. Se lee la orden del día, se vota sobre un ‘concierto’ que beneficiará a la causa y se debate sobre las acciones civiles y políticas necesarias para alcanzar eso que –en apariencia– es el objetivo común: la transformación; un barrio, un país mejor. La meta es tan ideal como confusa. ¿Cómo alcanzarla? Lo primero, quizá, es organizarse y participar, estar ahí.

La gente, de la compañía española Pérez&Disla (Juli Disla en el texto y Jaume Pérez en la dirección), es una propuesta escénica que reflexiona sobre la participación ciudadana, las diversas formas de organización social en un contexto donde reina la falta de representación política, la injusticia y la crisis institucional, y la complejidad de llegar a un acuerdo.

Adaptada al contexto mexicano por la dramaturga Bárbara Colio y llevada a escena por la Compañía Carretera 45, este trabajo, en apariencia sencillo, posee una gran potencia simbólica. Aquí no existen barreras entre el público y los actores, tampoco hay una historia, artificios escénicos o actuaciones grandilocuentes; se trata, por el contrario, de estar y pensarse juntos, de imaginar una posibilidad distinta al desencanto, la impotencia y la indignación. ¿La hay?

La gente retoma de forma hilarante y ácida lo que sucede en las iniciativas y movilizaciones ciudadanas que, en estos tiempos de crisis, buscan nuevas salidas. Y las retoma con todas sus contradicciones y complejidades: debatir sin llegar a un acuerdo, quejarse pero no proponer, buscar llegar a “la gente” –ese ente abstracto– sin saber cómo. Se trata de una propuesta inteligente y potente que devela con humor y sencillez rasgos de nuestra ciudadanía, esa que se mira tan indiferente pero que –tal como sucede en este círculo efímero– devela poco a poco una fuerte necesidad por expresarse y dejar atrás ese lugar de pasividad.

Participan los actores Christian Cortés, Margarita Lozano, Nurydia Briseño, Enrique Marín, Abraham Jurado, David Bravo, Yolanda Abbud y Antonio Zúñiga.