El grillito de nuestra infancia

Hay hijos que no sólo reciben las enseñanzas de sus padres; también las adoptan a su propia vida, las exploran, las interpretan y las hacen perdurar.

Éste es el caso de Andrea Gabilondo, hija del prodigioso compositor mexicano Francisco Gabilondo Soler, mejor conocido como Cri Cri.

A partir del amor por el arte que su papá le inculcó, Andrea se convirtió en bailarina, coreógrafa, actriz y directora, y ahora usa todo ese aprendizaje para extender la leyenda de su padre en un espectáculo llamado Tiliches, tambaches y cachivaches.

Inspirada en los cuentos de Cri Cri, esta obra musical celebra los 80 años del nacimiento del “Grillito cantor” con los clásicos personajes que todos conocemos y con las canciones que sólo necesitan empezar a sonar para detonar una bomba de recuerdos en nuestra memoria.

Celebra tu lejana infancia y contagia del gusto por Cri Cri a los más chiquitos este domingo 28 de junio en el Teatro Metropolitan a las 13:30.

(Miréia Anieva)

Compartir
Artículo anteriorMonitos y moneros
Artículo siguiente¡Se van las esculturas!