Los Diablos Rojos tienen un nuevo “infierno”

Este fin de semana, con un par de juegos entre los Diablos Rojos del México y los Padres de San Diego, será inaugurado el Nuevo Estadio Alfredo Harp Helú (Av. Rio Churubusco 1001, Col. Ex Ejidos de la Magdalena Mixhuca). Ubicado al interior de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, el inmueble cuenta con una capacidad para poco más de 20 mil espectadores y ocupa un terreno de 77 mil metros cuadrados.

Para su estreno, se tienen planeados dos juegos contra el equipo californiano de la MLB. El primero será el sábado 23, a las 19:00, y el segundo será el domingo 24, a las 13:00.

El estadio, cuya construcción inició en el año 2015 y tuvo un costo total de 1,700 millones de pesos, cuenta con un museo, un salón de la fama, dos pantallas gigantes y un restaurante, además de una tienda oficial del equipo, gimnasio, jaula de bateo, un espacio especial para niños y una reja que fue diseñada por el artista oaxaqueño Francisco Toledo.

El encargado de su diseño fue el arquitecto Francisco González-Pulido y será la quinta casa de los Diablos, tras su paso por Parque Delta, entre 1940 y 1954; el Parque del Seguro Social, donde jugaron entre 1955 y 2000; el Foro Sol y el Estadio Fray Nano.

Con 16 títulos y 79 años de historia, los Diablos Rojos del México son el equipo más ganador de la Liga Mexicana de Beisbol. El primer fin de semana de abril, del viernes 5 al domingo 7, el nuevo estadio será sede de la primera serie de la temporada 2019, donde el equipo capitalino recibirá a los Tigres de Quintana Roo. Los boletos pueden comprarse a través de Ticketmaster y el sitio oficial del equipo: diablos.com.mx.

FB: DiablosRojosMX