La Peninsular: más de un siglo calmando la sed

Abierto desde 1872, este lugar ha visto pasar varias generaciones. Como toda buena cantina, da comida para botanear, como sopas o tostadas. Es una parada obligada en la vida nocturna y culinaria de la ciudad

ESTO TE PUEDE INTERESAR: TACOS Y CERVEZA ARTESANAL EN LA ROMA

En el barrio de la Merced está la cantina más antigua de la ciudad. Se trata de La Peninsular, la cual tiene 145 años formando parte de la vida de la gente: para prueba está su licencia que data de finales de la década de 1870. En aquellos años, a un lado estaba un canal por donde llegaba mercancía (como comida y flores) en chinampas; era llamada la esquina del movimiento.

La Peninsular era una cantina clásica con una alta puerta de madera y una barra de más de seis metros, la cual tuvieron que tirar debido a su antigüedad. En su menú, había un apartado que decía: “Hago constar por la presente que autorizo a mi pareja para que se divierta cuando quiera y pueda, beba hasta emborracharse, juegue y se distraiga con señoras y señoritas”. En 2013, la cantina fue remodelada.

Va gente de todas las edades y de cualquier profesión, como don Pedrito, quien es cliente desde hace 70 años: el día de la reinauguración, fue el primero y el último en salir. También han ido personalidades como Salma Hayek, Blue Demon Jr., José José y Lucha Villa. Además, fue escenario de la película El callejón de los milagros.