Llegan al Auditorio en “modo preferente”

La Gusana Ciega

Banda

Han pasado poco más de 20 años desde que los integrantes de la banda de rock La Gusana Ciega decidieron reunirse en la Ciudad de México para hacer música.

A unos días de presentarse por segunda ocasión en el Auditorio Nacional este 18 de marzo, los músicos se muestran emocionados y nerviosos. “Fue una de las metas del disco, cuando salió Monarca queríamos cerrar en el Auditorio Nacional”, nos dice Daniel Gutiérrez, vocalista de la banda.

Con invitados como Paco Huidobro (Fobia), Francisco Familiar (DLD) y Mon Laferte, la banda se convertirá en la primera agrupación mexicana en quitar los primeros asientos del recinto, modalidad que llaman “preferente de pie”.

“Vamos a quitar las primeras filas de butacas para que la gente pueda estar de pie, pegada al escenario. Eso le va a dar al Auditorio una sensación de más intimidad; todo nuestro enfoque va a esa interacción con el público. Más que parafernalia de tecnología, creemos en la energía que podemos lograr entre nosotros y el público”, afirma Daniel.

Este show significa para ellos el cierre de un ciclo, un espacio que se darán para dedicarse a componer canciones nuevas pues, aun después de ocho discos, consideran que el mejor álbum de su carrera no ha llegado y que les faltan muchos lugares dónde presentarse, como Nueva York, Argentina o Japón.

Lo que en un principio era un sueño se convirtió en una realidad cuando obtuvieron una nominación al Grammy Latino 2015 como Mejor Álbum Rock por Monarca. El baterista de la banda, Germán Arroyo, cree que el trabajo ha sido la causa de su éxito: “Yo no me atrevería a decir que hemos logrado las cosas por suerte”.

Después de tantos años, el grupo se sigue sorprendiendo con la dedicación de los fans, quienes los siguen a todos lados. “Es muy especial, esa magia que ellos traen, que ellos perciben en nosotros (que no sabemos cuál es), los hace especiales”, aseguran.

Con la sabiduría de un grupo que se ha presentado en escenarios como el Vive Latino y participaciones en la banda sonora de American Pie, para La Gusana Ciega lo más importante es poder hacer lo que les gusta y probar cosas nuevas. “Ese círculo de la canción que va a los oídos de alguien enfrente y regresa a ti es un acto de amor”, dice Lu, bajista de la banda.

Permanecer en la escena musical durante tantos años es complicado, pero La Gusana Ciega continúa aprendiendo, innovando, mejorando y probando ideas y ritmos para llegar al sonido que ya los caracteriza y los mantiene en el gusto del público.

Compartir
Artículo anteriorAutoflagelarse
Artículo siguiente#Columna | La región más transparente
Egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo, de la FES Aragón (UNAM). Leo, escribo, visito museos, eventos de teatro, música y literatura. Eco-friendly. Vivo en una constante relación amor-odio con la Ciudad de México.