Manual del frente opositor

Nacho Lozano te explica cómo ser del frente opositor

Estas son las instrucciones para hacer lo imposible: unir el agua y el aceite por bien de los negocios

Agárrate del frente 

PAN, PRD: si su ambición es el poder para continuar con sus bisnes impunes, sus moches impúdicos y su registro partidista ominoso, lo mejor es llegar a Los Pinos. Para conseguirlo, organice una fiesta junto a su socio y ponga música de Thalía, como esa canción de “Amarillo Azul”, y bautice al pequeño esfuerzo como Frente Opositor.

Identifique al enemigo

“El enemigo es el PRI”, esa será la prerrogativa para presumir ante las cámaras, pero usted sabe que eso no es verdad del todo. En el fondo, durante los últimos años, el PRI ha sido su best friend forever. Gracias a usted, el PRI dio a luz al Pacto por México. No. Quien verdaderamente es el rival a destruir y a hacer tamal tabasqueño se llama P-E-J-E.

Niño artillero

Se necesita de todo un arsenal para detener al Peje rumbo al 2018, porque si es cierto eso de que la tercera es la vencida, esta vez se le puede hacer realidad. Así que el Frente tendrá que reclutar talento de niños artilleros de la calaña de Vicente Fox, ese portento de impunidad que le cerró el camino al tabasqueño sin ser castigado.

Esquizofrenia partidista

¿Ser (azul) o no ser (amarillo)? Esa es la cuestión. Si bien a nivel nacional se antoja difícil garantizar que los perredistas voten por el partido al que pertenece Felipillo Calderón (y a quien odian con odio jarocho), tampoco es factible que los panistas voten por el partido que les estuvo chingue y jode con eso de que eran espurios.

Frente chilango

La única luz al final del túnel se llama Alianza para conservar la CDMX. En esta ciudad puede darse el chance de que gane un candidato que haya chambeado para los panistas y que colabore con los perredistas. Pero si la gente no les cree su show, solo entregarán la CDMX a Morena, que les meterá una goliza como la que ayer nos recetó Alemania.