Mexicanos contra la corrupción y la impunidad: unidos para acabar con la transa

Mexicanos contra la corrupción y la impunidad
Foto: Chilango

En un año y medio han descubierto y dado a conocer presuntos actos de corrupción por más de 62 mil millones de pesos, han sido espiados a través del software Pegasus, aparecieron en la portada de The New York Times y recibieron amenazas. Si el tema de corrupción está tan expuesto actualmente en el país es —en parte— gracias a esta organización muy poco ortodoxa. Por fortuna, existe Mexicanos contra la corrupción y la impunidad.

Son distintos porque conjuntan cuatro armas ciudadanas para combatir ambos cánceres. Tienen un área académica que analiza y documenta sus principales causas y los problemas que ocasionan, y un área de investigación periodística que revela fraudes. Posteriormente, su área jurídica lleva a tribunales los casos para que no solo queden expuestos, también para que se haga justicia. Al final, el área de movilización social posiciona estos temas en el debate público y hace que la gente común los conozca.

Ellos se definen como activistas: Mexicanos contra la corrupción y la impunidad son una organización que quiere incidir y contribuir a que se acaben la impunidad y la corrupción. Y saben que eso solo se logrará si la gente habla de ello. Por eso, su área de investigaciones periodísticas se alía con otros medios —tradicionales y nativos digitales— para hacer que esos trabajos lleguen a la audiencia que quieren.

Gracias a ellos y los medios con los que han hecho alianzas, conocimos los desfalcos que hicieron en sus estados los exgobernadores de Quintana Roo, Chihuahua o Veracruz. O los nexos entre Pemex y la empresa Odebrecht. También los Paradise Papers y los mexicanos que presuntamente evaden impuestos a través de paraísos fiscales. Y cómo, gracias a La Estafa Maestra, hay un enorme sistema de corrupción en todos los niveles de gobierno.

¿Por qué es importante hablar de funcionarios que roban con total impunidad? ¿Cómo la corrupción es algo tan instalado en el sistema? Porque ese dinero que se roban en realidad es nuestro y no se invierte en educación, servicios, carreteras u hospitales. Mexicanos contra la corrupción y la impunidad lo entiende y busca que todos lo hagamos para que esto cambie.

También puede interesarte: Marion Reimers: una mujer en un mundo de hombres e Isla Urbana: cosechar una isla.