Mundo enfermo, lujoso y triste

En 2010, la revista Vanity Fair publicó un artículo llamado Los sospechosos usaban Louboutins, que hacía un perfil del Bling Ring, un grupo de adolescentes obsesionados con la fama y el dinero que entre 2008 y 2009 robaron aproximadamente tres millones de dólares en joyas, ropa, zapatos y artículos personales de celebridades de Los Ángeles. Entre sus víctimas estuvieron Paris Hilton, Megan Fox y Lindsay Lohan. La cineasta Sofia Coppola (Vírgenes suicidas, Lost in translation) leyó esta publicación y le pareció que tenía que convertirse en una película. Entonces reclutó a jóvenes de 16 años nuevos en el mundo de la actuación y a Emma Watson, quien dijo haber desarrollado su personaje basándose en los programas The Hills y Keeping up with the Kardashians. El resultado es una película emocionante y dinámica que refleja la obsesión juvenil con el dinero y la fama inmediata.

Ladrones

de la fama

Estados Unidos, 2013.

Dirigida por Sofia Coppola.

Con Emma Watson, Taissa Farmiga y Leslie Mann.

Disponible en: Netflix.

Compartir
Artículo anteriorEntre el horror y el entretenimiento
Artículo siguienteAdopta un perrito
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.