Todo lo que querías saber de Chimalhuacán está aquí

Descubre la belleza del Museo Chimaltonalli

Museo Chimaltonalli
Foto: Tamara de Anda

Lánzate a conocer el nuevo Museo Chimaltonalli

Después del escándalo (y los divertidos memes) del Guerrero Chimalli, la monumental escultura de Sebastián que le costó más de 30 millones de pesos a Chimalhuacán en 2014, el resto de los habitantes de la mancha urbana tuvimos más clara la ubicación —y existencia misma— de este municipio mexiquense. Lo que nos hacía falta era conocer su historia, cultura y tradiciones. Y para eso está el recién inaugurado Museo Chimaltonalli.

Lo que fue el casco de la Hacienda El Molino ahora aloja una colección ecléctica, de chile, mole y pozole; formada en parte por donaciones de familias chimalhuaquenses —lo cual lo hace muy entrañable—.

El recorrido incluye flashbacks a la prehistoria. Uno de los objetos más importantes es el cráneo del Hombre de Chimalhuacán, hallado en 1984 y con una antigüedad de más de 10 mil años. Otro es una muela de mamut. Sí, muela de mamut, porque estos animalitos paseaban felices por aquí durante el periodo Cuaternario.

¿Qué podrás encontrar?

En el nuevo Museo de Chimalhuacán hay más de 160 piezas arqueológicas que nos hablan de la vida de los acolhuas, la tribu que se asentó aquí y fundó la ciudad en el año 1200. Ya de más pa’cá hay utensilios y fotografías que hablan de la vida cotidiana del municipio, antes una zona lacustre con patos, cacomixtles y muuuchos peces.

La sala más llamativa es la dedicada al carnaval de Chimalhuacán, uno de los más antiguos del área metropolitana. Fernando González Valverde, cronista del municipio, asegura que se celebra desde hace más de un siglo. Hoy existen más de 60 comparsas; una de las más emblemáticas es la de Calaveras, que desde 1948 desfila con caretas que asemejan una calaca.

Y hablando de máscaras, hay una vitrina dedicada a su evolución: primero eran de tela teñida o madera, y ya después empezaron a fabricarse con cera y pelos de caballo. Están basadas en el rostro de Maximiliano de Habsburgo, de quien la intención era burlarse, por eso tiene barba y ojo azul. Hasta la fecha se siguen fabricando en el taller de la familia Valverde. También hay trajes de charro bordados en oro, que aún se elaboran en el municipio. Pueden llegar a costar hasta 60 mil pesos. ¡Échenle aguacate!

El Museo Chimaltonalli está en Ignacio Zaragoza s/n, colonia San Pedro, dentro de la Plaza Identidad, en el mero centro de Chimalhuacán.

Facebook: MuseoChimaltonalli

Compartir
Artículo anteriorPlatillos y actividades culturales, solo en Verbena CDMX
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.