Polémica y aterrorizante

En Manitowoc, Steven Avery es detenido por ser acusado de un intento de violación. Tras un proceso irregular, el joven de 23 años fue declarado culpable y estuvo en la cárcel 18 años. Asistido por el Wisconsin Innocence Project, Avery fue exonerado cuando una prueba de ADN destapó a otro hombre como responsable.     

    Después de haber pasado casi dos décadas tras las rejas (tiempo en el que perdió a su familia), el hombre se asesoró y pidió una retribución económica que le negaron. Dos años después de haber sido liberado, Steven Avery fue culpado por el asesinato de la fotógrafa Teresa Halbach y condenado a cadena perpetua.

Sin embargo, las pruebas son irregulares y el hombre de ahora 53 años dice que todo fue una trampa. Por ser una historia real, Making a Murderer no termina con los 10 capítulos de la primera temporada, pues la serie desató nuevas controversias y apelaciones.

making a murderer

Making a murderer

Dirigida por Laura Ricciardi y Moira Demos.

La encuentras en: Netflix

Compartir
Artículo anteriorInsinuaciones de lo cotidiano
Artículo siguienteCalle Tacuba
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.