Sólo soy un tipo que escribe canciones

Como buen hermano menor de cinco, Diego era un chico alocado, enérgico e intempestivo. “Un bandido”, como dice él. Desde pequeño estuvo rodeado de músicos, pues su mamá fue la famosísima cantante argentina Lolita Torres y su familia siempre estuvo llena de artistas, incluso ahora que él ya no es un niño. Desde que tiene memoria se dedicó a la música en plan amateur, pero fue hasta finales de los 80 que empezó con sus amigos una banda de rock que sólo duró un par de años.

A partir de ese pequeño quiebre se volcó a la actuación, donde exploró formatos como la televisión y el cine. Pero la deuda pendiente con la música nunca la olvidó, así que siguió componiendo y a principios de los 90 empezó a lanzar discos que muy pronto lo catapultaron hacia otros países. “No me siento más músico o más actor. Disfruto explorando distintas ramas y las necesito. Me renuevan el aire”, dice Diego sobre la manera en la que ha llevado su carrera. Su música es catalogada como “esperanzadora” (cosa con la que está de acuerdo), pero él dice que sus canciones también tratan temas oscuros y sombríos a los que les da una vuelta para convertirlos en algo más llevadero. “Hay algo muy natural en mí, que es reflexionar sobre la vida, sobre mis sentimientos y pensamientos.

Aunque hay circunstancias difíciles siempre, creo que la virtud está en saber enfrentarlas y mi música intenta ser una herramienta para salir de estos momentos”. En los últimos cinco años, Diego Torres estuvo ausente de los estantes de novedades de discos, pero fue precisamente porque su parte de actor le reclamó más tiempo: “En 2013 hice una serie y en 2014 una película, ambas en mi natal Argentina. Ese mismo año empecé a escribir mi disco que ahora me reclama volver a los escenarios”. En la cuestión creativa el cantante no tiene muy claro a dónde va, pero sabe que quiere volver a interpretar en vivo: “Soy muy abierto a los géneros, en mi historia musical me he juntado con artistas muy distintos y eso me gusta. No tengo un plan, me gusta ver a dónde me lleva esto”.

Mientras tanto, una de sus primeras paradas con Buena vida, su nuevo disco, es hoy en El Plaza Condesa, en un concierto organizado por Terra Music que será transmitido en vivo a través de su plataforma online. En este evento, el argentino tocará temas que lo consolidaron y canciones nuevas que siguen con la misma línea con la que se lanzó al mundo. “Yo no tengo ningún mensaje específico en mi carrera, no soy un mesías, sólo soy un tipo que escribe canciones. Quien se quiera identificar con mi música de manera emocional puede hacerlo. Esa conexión es la que intento provocar con lo que escribo, y es la misma que busco sentir también como espectador”.

 

Compartir
Artículo anteriorCinco x Cinco
Artículo siguienteCiclistas en peligro
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.