Una trilogía detectivesca ilustrada

Paul Auster es un autor estadounidense consagrado por su trabajo en el teatro, la literatura y el cine, quien incluso recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2006. Pero en la década de los 80, el originario de Nueva Jersey estaba apenas empezando su fructífera carrera.

La Trilogía de Nueva York, su segunda novela publicada, fue el despegue internacional de este autor de casi 70 años. Esta antología, como su nombre lo dice, recoge tres novelas policiacas: Ciudad de cristal, Fantasmas y La habitación cerrada. La primera, inspirada en un suceso que le ocurrió al propio Auster, relata una llamada en mitad de la noche en la que alguien pregunta insistentemente sobre una agencia de detectives hasta que su interlocutor afirma ser la persona buscada.

La segunda narra una clásica historia de detectives con nombres de colores, y el relato que cierra detalla el encuentro de un novelista con sus recuerdos, detonados por la desaparición de un amigo de la infancia. Esta obra oscura no ha caducado y la editorial Libros del Zorro Rojo la retoma, con ilustraciones de Tom Burns, para las nuevas generaciones que gustan del género policiaco.

Compartir
Artículo anteriorLa segunda vuelta de Eurídice
Artículo siguienteHamburguesa donde no esperas
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.