Más grande no es mejor

Debido al cambio de paradigma de la información por Internet surgieron listas para todo. Parece que el tiempo de atención de un lector solo alcanza para un Top 5. Hoy, las listas de recomendaciones son omnipresentes. Afortunada o desafortunadamente, nuestra obsesión —la hamburguesa— no se ha mantenido al margen. De hecho, en esta columna se hace un Top 5 dos veces al año.

Me han pedido que comente las listas que generan muchos medios durante todo el año. Tengo un par de observaciones. Primero: todas, incluyendo la mía, deben tomarse como una pizca de sal, porque retratan el gusto de la persona que las escribe. Si esta persona es especialista y no un reportero general, la lista puede tomarse más en serio, pero sigue siendo subjetiva.

Por otro lado, hay dos elementos que todas las listas repiten y es importante mencionar.

El primero es el tamaño. Existe una concepción errada de que una buena hamburguesa debe ser grandísima, marrana, brutal. Y no. Más grande no es, necesariamente, mejor. Hay algunas hamburguesas grandes que se rompen o no están bien cocinadas, y hay pequeñas que logran un buen coeficiente de sabor. Una buena burger tiene buen balance entre grasa, carne y complementos. Ejemplo: las hamburguesitas de Félix Bar (Álvaro Obregón 64, Col. Roma).

El segundo elemento es la popularidad. Las más socorridas no son, por fuerza, las mejores. He visto las mismas 5, 6 o 7 hamburguesas repetirse en listas pero solo porque son populares. Hay que salir del molde. No todo mundo tiene que ser un investigador de burgers ni comerlas todas —para eso estoy yo—, pero una buena lista de sugerencias debería tener un poco más de rigor.

Estamos a un mes de que se publique el Top 5 de esta, su columna de confianza. Aunque suene muy sangrón, pienso que es la única lista que usted debería pelar.

Compartir
Artículo anteriorFotogalería | Piñatas mexicanas 2018
Chihuahuense de nacimiento, radica, desde el siglo pasado en Coyoacán. Licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana. Tiene 3 carreras paralelas, concomitantes a veces, separadas generalmente. Por un lado existe Marcelo Lara, director artístico en Warner Music y músico: guitarrista de Moderatto, y también Marcello Lara, catador de hamburguesas: Burgerman.