A salvo de las inundaciones

Lluvias que inundan la CDMX

 Al menos 995 viviendas de la CDMX han sido afectadas por las lluvias, por eso te decimos cómo evitar que tu casa se ahogue

ARTE: MICHEL LARIS

La tarde del 29 de mayo, la sexta lluvia más fuerte en 17 años azotó 41 colonias del sur de la CDMX. 995 casas resultaron afectadas y se contabilizaron alrededor de 800 reportes por daños materiales.

Ese mismo día, el estacionamiento de una plaza comercial en Tlalpan se inundó y varios vehículos fueron pérdida total debido a que el agua alcanzó un metro de altura.

Datos del Gobierno de la CDMX indican que las delegaciones donde se han registrado más afectaciones en esta temporada de lluvias son: Tlalpan, Xochimilco, Coyoacán, Miguel Hidalgo, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras y Cuauhtémoc.

En estas demarcaciones se ha detectado precipitación pluvial alta, lo que ha provocado encharcamientos y que varias vialidades primarias se obstruyan.

Acciones ante la tempestad
Los especialistas señalan que, aunque los factores que provocan los encharcamientos son diversos, hay que recordar que la ciudad es una cuenca y algunas avenidas alguna vez fueron canales. Este factor geográfico no ayuda y hace más probable presenciar una inundación en casa o en la calle mientras manejamos, por lo que distintos cuerpos de seguridad de la Ciudad de México han diseñado un plan de acción para sobrevivir a ellas conforme avanza la gravedad de la inundación.

El rescate
Si la lluvia es abundante, fuerte y prolongada, salvaguarda primero tu integridad física. Aléjate de estructuras que puedan derrumbarse y asegúrate de no pisar cables. Una vez a salvo, ayuda a quien lo necesite —pon especial atención en niños y personas de la tercera edad—. También es necesario que rescates llaves y documentos personales, como credenciales, actas de nacimiento y escrituras. Pon todo en una bolsa hermética y asegúrate de llevarla contigo.

Levanta todo
En caso de que el agua se filtre a tu casa, sube los muebles y aparatos eléctricos que puedan resultar afectados, y tápalos con plástico para protegerlos. Evita usar telas, ya que estas guardan humedad. Abre todas las puertas del interior de la casa para que el líquido no se estanque.

Corta la energía eléctrica
Suspende el suministro de la electricidad. Basta bajar la palanca que está al lado de la caja de luz (donde van los fusibles). Es importante estar seco y no tocar nada dentro de la caja, esto evitará electrocuciones. Este paso se realiza antes de que la lluvia alcance los contactos eléctricos o enchufes, por ello es recomendable mantenerlos siempre en alto.

Drena
Si ves que el agua estancada baja de nivel, aunque sea poco a poco, recoléctala en cubetas o botellas. De esta manera protegerás un poco más tus cosas y podrás utilizarla para la descarga del baño.

Escala
Si el agua en tu hogar ya alcanzó un metro de altura y continúa el torrencial, mantente en lugares seguros, como segundos pisos y azoteas. En estas zonas es más fácil que los rescatistas te vean y puedan socorrerte. Si la lluvia te atrapó en tu auto, escapa por la ventana, no lo hagas por la puerta porque el agua ejerce demasiada presión y no te permitirá salir. Sube al toldo y pide auxilio. Generalmente Seguridad Pública se encarga de auxiliarte en estas situaciones, ya que ellos conocen bien los pasos a desnivel y tienen el equipo necesario —lanchas— para llegar a las zonas de rescate.

¿Cómo prevenir?

Evita tirar basura
De acuerdo con Protección Civil, las inundaciones son provocadas por la basura que tapa las coladeras, la saturación del drenaje y por el cese de las bombas del agua. Por eso es recomendable barrer las coladeras de tu casa y las cercanas, para mantenerlas libres de obstrucciones, así como colocar una red encima que solo deje pasar el agua.

Impermeabiliza
Asegúrate de que tu hogar no guarde humedad y no tenga goteras. Impermeabiliza los techos cada tres años.

Asegura tu casa y auto
“Los montos que se pagan por un siniestro de este tipo dependerán de la suma asegurada contratada, pero la mayoría fluctúa entre los 500 mil y un millón de pesos. En el caso del auto, dependerá del valor del mismo”, explica Miguel Jaimes, director de la Unidad de Negocios de Seguros Sura México.

Ten un plan
Traza posibles rutas de evacuación, mantén a la mano los teléfonos de emergencia, una lámpara y un radio con baterías. Esto es útil sobre todo en lugares elevados como Santa Fe, donde la conexión de las vías de comunicación es más compleja.

Aunque existen cuerpos como la Unidad Tormenta, especializados en resolver este tipo de emergencias provocadas por las lluvias en tu casa o vía pública, es sabido que el drenaje de la capital lleva más de seis décadas sin renovarse, la población va en aumento y los recursos económicos para la ciudad son insuficientes. Pero también es responsabilidad de cada chilango sumar una gota de ayuda previniendo y tirando la basura en su lugar.

En cifras:

  • 83 hidroneumáticos operan en las 16 delegaciones de la CDMX para bombear el agua.
  • 78 estaciones pluviométricas monitorean las lluvias en toda la CDMX.
  • 50% de las inundaciones de la CDMX son provocadas por la basura.