Hacen mal uso del 911

llamadas de emergencia falsas

Las llamadas de emergencia falsas obligan a gastar recursos y tiempo en vano.

“Nueve, uno, uno, ¿cuál es su emergencia?”, dice una de las operadoras del C5 de la Ciudad de México. Al otro lado del auricular se escucha la voz de un menor que dice: “Me gustan mucho las pizzas”.
La operadora repite la pregunta: “¿Cuál es su emergencia?”.

Cada día, 40 mil llamadas de emergencia son registradas en el 911: 35 mil de ellas son falsas. Desde el 9 de enero del presente año, las llamadas de emergencias que se realizaban al número 066 fueron enlazadas al 911; de esta manera, la Ciudad de México se vio beneficiada con los servicios que ofrece el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto de la CDMX (C5).

El C5 es el encargado de captar la información a través del videomonitoreo y llamadas telefónicas, con el fin de brindar a la ciudadanía servicios de seguridad pública, urgencias médicas y protección civil.

Falsas alarmas

Ha pasado casi un año desde que se unificó el número de emergencia en la CDMX y en algunos otros puntos del país. A la fecha, en la capital se reciben alrededor de 35 mil llamadas de emergencia falsas.

Las llamadas de emergencia falsas se catalogan como “llamadas de mal uso”. El C5 los divide de la siguiente manera: broma, insulto, llamadas silenciosas, llamadas de información y las llamadas falsas.

Las llamadas de bromas son realizadas generalmente por niños. Los insultos suelen provenir de adultos y son en contra del personal del C5. En las llamadas de información, los usuarios hacen preguntas sobre la ubicación de algún lugar, por ejemplo. Las falsas son las más conflictivas, pues obligan a gastar recursos y tiempo en vano.

“Nueve, uno, uno, ¿cuál es su emergencia?”. Del otro lado se escucha la voz de un caballero: “Se está incendiando la escuela”. El hombre cuelga.

Idris Rodríguez Zapata, coordinador general del C5 de la Ciudad de México, comenta que este tipo de acciones limita la eficacia de los operadores del 911: “Mucha gente se molesta porque no contestamos, pero las líneas están saturadas, en mayor tiempo por este tipo de llamadas de emergencia falsas” dice.

Desperdiciar recursos

Las llamadas de emergencia falsas obligan a movilizar patrullas, camiones de bomberos y ambulancias. No es raro que, al atender este tipo de llamados, los servidores públicos se accidenten, por lo que tienen que mandar otra unidad. De ese modo, se pierde la posibilidad de atender una emergencia real y salvar vidas: “Ese tiempo perdido es la posibilidad que tiene una persona de vivir o morir”, comenta Rodríguez Zapata.

“Nueve, uno, uno, ¿cuál es su emergencia?”. Del otro lado del teléfono se escucha la voz de un menor: “Ayuda a que no haya caza de ballenas en Japón”.

A pesar de todos los incidentes que propician este tipo de acciones, no hay una sanción para las personas que realizan estos actos. “Estamos buscando los mecanismos para que al menos la llamada falsa esté tipificada como delito”, dice el coordinador del C5.

En el artículo 15, fracción VII de la Ley de Cultura de Cívica de la Ciudad de México —que garantiza la convivencia armónica de sus habitantes—, se establece como un deber ciudadano solicitar servicios de urgencias médicas, rescate o policiales, en situaciones de emergencia.

Otras medidas

Dentro de las llamadas que están catalogadas como no reales, se encuentran las silenciosas y las llamadas donde nadie contesta. Estas llamadas no son consideradas falsas: se hace un seguimiento de las mismas, pues es posible que los usuarios estén corriendo algún riesgo al contestar.

Ante ello, la app 911 permite formar una red de contactos donde el usuario puede notificar por medio de un mensaje su situación de emergencia. Asimismo, la aplicación cuenta con un botón de pánico: en caso de que el usuario esté en riesgo, puede presionarlo durante tres segundos sin necesidad de hablar o teclear: “De esa manera, la policía llega hasta donde estás mediante el geolocalizador”, cuenta Rodríguez Zapata. La app está disponible para Android e iOS.

Al descargar la aplicación, el usuario debe llenar un formato con sus datos, lo cual sirve en caso de que requiera ayuda médica especial y también como medida preventiva, “pues si vuelven a solicitar un servicio que resulta falso, no contestamos por el hecho de poner en riesgo a los cuerpos de emergencia y a las unidades”, comenta el coordinador.

Además, puedes pedir el servicio por medio de redes sociales, “en la cuenta de Twitter @C5_CDMX hay gente trabajando 24/7, contestan de inmediato, es como un radio a la ciudadanía”.

Con estas medidas se planea agilizar las llamadas e impedir que se haga mal uso de ellas. Rodríguez Zapata comenta que, en los pasados sismos de septiembre, las líneas del 911 resultaron de gran ayuda. Y aunque se saturaron continuamente, la ciudadanía recurrió a internet, por donde pudieron ofrecer un servicio mucho más efectivo.

Numeralia:

40 mil llamadas entran diariamente al 911.

5 mil es el número de llamadas vinculadas con casos reales.

24 horas al día trabajan los operadores del 911.

TE PUEDE INTERESAR: TODOS LOS LIBROS GASTRONÓMICOS

Compartir
Artículo anteriorCrucigrama 21 de Diciembre 2017
Periodista en formación, egresada de la carrera de Comunicación y Periodismo, de la FES Aragón (UNAM). Amante de la buena música, el cine y el café.