La ciudad de los objetos perdidos

Al GDF le han robado desde computadoras hasta patrullas por un monto total de 12 millones de pesos en los últimos dos años

Parece que los objetos se esfuman en las dependencias del gobierno de la Ciudad de México. Entre 2013 y 2014, casi medio millar de bienes ha sido robado en oficinas del GDF. Algunos eran sólo archiveros, sillas y audífonos… pero otros eran de mayor valor: entre las pertenencias hurtadas se encontraban camionetas, automóviles e incluso pipas de agua, que en total suman cerca de 12 millones de pesos desaparecidos en menos de dos años.
En esta lista se encuentra –entre otros– un monitor de signos vitales de marca Zoll, con un valor de 230 mil pesos, que fue sustraído de una ambulancia de cuidados intensivos, según consta en el inventario de baja de la Secretaría de Salud del Distrito Federal (Sedesa). El hecho es recurrente, ya se había presentado un acontecimiento similar en 2010, cuando la secretaría prestó una de sus unidades médicas al Instituto Nacional de Perinatología (Inper) y éste se la devolvió sin monitor.
En el juego de pólizas que siguió, el Inper hizo valer el seguro que tenía contratado y repuso el artefacto de la dependencia local. Mas, en ocasiones, es el gobierno el que tiene que hacer valer sus propios mecanismos financieros para ser reembolsado.
María Fernanda Olvera, directora del Instituto de la Juventud (Injuve), validó este recurso después de que robaran cuatro laptops dentro del edificio gubernamental que encabeza, aunque, dice, no todos los objetos del gobierno están asegurados, sólo aquellos “que fueron adquiridos con recursos públicos”.

Fotos: Cuartoscuro
Fotos: Cuartoscuro

SEGUROS PARA ROBOS
Para mantener amparados los bienes patrimoniales del GDF, la Oficialía Mayor autorizó el pago de más de 533 millones de pesos durante 2015 para contratar tres pólizas que cubren la pérdida, robo o daños a edificios, objetos, vehículos aéreos y automóviles, como muestran las cláusulas de los contratos de esta dependencia, desprendidos de la licitación OM-DGRMSG-014-14.
Incluso la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF) ha sido víctima de este fenómeno. En enero de este año, un hombre de 41 años en estado de ebriedad notó que un policía dejaba su patrulla sin vigilancia mientras iba al baño y aprovechó para robar la unidad y manejarla por la avenida Eje Central.
Como cada una de las patrullas cuenta con un dispositivo GPS instalado en su radio –sumado a que el sujeto dejó una estela de autos impactados durante su huida–, el hombre fue rápidamente detenido y se recuperó la unidad policiaca con varios desperfectos.

Fotos: Cuartoscuro
Fotos: Cuartoscuro

PROTOCOLOS DE BAJA
Sin embargo, no todo lo que le roban a la policía es recuperado. En la lista de bajas de 2014, la SSPDF reportó el hurto de siete automóviles y dos motocicletas, que en total suman un valor de más de un millón 182 mil pesos.
Cuando un policía pierde una patrulla de esta manera, explica el jefe del estado mayor policial de la secretaría, Víctor Hugo Ramos, la SSPDF debe investigar si el elemento incumplió los protocolos. De ser así, el Consejo de Honor determina si se debe separar al trabajador de la corporación o simplemente requiere de una sanción.
En la lista de objetos desaparecidos también se registran pérdidas de mayor valor, como los dos camiones cisterna tipo pipa que pertenecían al DIF de la Ciudad de México, desaparecidos en 2014. Cada uno de estos vehículos tenía un costo de casi 700 mil pesos. Otro caso similar fue el del Proyecto Metro, que reportó en las bajas de sus bienes muebles la sustracción ilegal de 13 de sus automóviles entre 2013 y 2014, además de que registró entre sus pérdidas tres vehículos tipo Sedan, con un valor comercial individual de casi 400 mil pesos.

Fotos: Cuartoscuro
Fotos: Cuartoscuro

Además de las cuatro laptops, el Injuve ha sido despojado de archiveros, mesas, percheros, pizarrones, sillones, ventiladores, cámaras de video, audífonos, panderos, mezcladoras, equipo de batería y hasta un repetidor telefónico, entre otras cosas…
La directora del instituto, María Fernanda Olvera, sostiene que todos estos bienes desaparecieron en la administración anterior, que finalizó en 2012, pero se dieron de baja del patrimonio dos años después debido a la tardanza de los trámites burocráticos para constatar las pérdidas.
Para evitar que se repita una situación similar, la funcionaria solicitó la autorización de instalar cámaras de vigilancia al interior de las oficinas de la dependencia desde hace dos meses.“Esto nos ha obligado a tomar medidas un tanto más precautorias, por eso instalamos cámaras. A partir de que las instalamos ya no se han robado ninguna computadora”, remata María Fernanda Olvera.

Aquí la lista de objetos robados al GDF.

LOS PLANOS PERDIDOS:
En julio de este año se dio a conocer el robo de una camioneta, en el Estado de México, que contenía una computadora portátil con los planos del Centro Varonil de Seguridad Penitenciaria, que se ubica a espaldas del Reclusorio Norte. A pesar de que el GDF anunció que no peligraban los centros de detención del Distrito Federal, actualmente este hecho no se encuentra registrado en el listado de bajas de bienes muebles del gobierno, aunque deberá estarlo en cuanto termine el procedimiento burocrático para autorizar la baja.

EL GDF TIENE UN PROTOCOLO PARA DAR DE BAJA DE SU PATRIMONIO LOS OBJETOS QUE HAYA PERDIDO, EXTRAVIADO O QUE FUERON ROBADOS DE SUS OFICINAS:

  • Si se extravió el objeto, se debe elaborar un acta circunstanciada y un dictamen. La persona encargada debe pagar por la pérdida o reponer el objeto.
  • Si se destruyó, se perdió o robó el objeto por causas ajenas a quien lo resguardaba, entonces se levanta un acta de hechos y se consigna a la PGJDF para que determine si hay o no alguna responsabilidad.
  • Si la pérdida del objeto es por causas imputables al servidor público, entonces se hace válido el seguro del gobierno y el responsable tiene que hacer el pago respectivo al deducible.
  • La lista de los objetos robados fue elaborada al incluir los informes de las bajas de bienes muebles de todas las secretarías e institutos dependientes del Gobierno del Distrito Federal.

CONSEJOS PRÁCTICOS:

Así como el gobierno del Distrito Federal contrata pólizas de seguro para evitar pérdidas en caso de robo o pérdida de algunos de sus bienes, también la ciudadanía puede asegurarse.

  • Seguro de automóvil: según datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) sólo 50% del parque vehicular en la ciudad está asegurado. Durante el último año, las empresas aseguradoras pagaron mil 700 millones de pesos por choques o robos de autos en la capital.
  • Seguro de bicicleta: Algunas bicicletas puedan costar muchos miles de pesos y perderlas no sería algo agradable. Por esta razón, ya existe una manera de asegurar este tipo de vehículos no motorizados en esta página.

EL PROTOCOLO A DETALLE:

En mayo el año pasado, la Oficialía Mayor del Gobierno del Distrito Federal emitió una circular en donde especifican a detalle cómo deben reaccionar los funcionarios públicos con respecto a lo que pueda sucederle a los bienes muebles o inmuebles.

Compartir
Artículo anteriorFrida Kahlo para niños
Artículo siguienteProtesta violenta
Reportero, ciudadano y cuasi adicto –en recuperación– de las bebidas energizantes. Por ahí dicen que soy el elemento más antiguo del equipo editorial de Máspormás, ¿será?