Científicos locos del dance floor

En Vértiz 86 tendrá lugar una noche de música hipnótica y emocionante

Antidote Tour en CDMX
Foto: especial

Antidote Tour en CDMX

Una buena noticia: Antidote Tour en CDMX. Hace un par de semanas dio inicio en Los Ángeles el Antidote Tour. La gira une a tres de los productores californianos más emocionantes de la última década: Daedelus, Mono/Poly y Free The Robots. Pisará suelo capitalino este fin de semana. En el cartel que anunciaba el inicio de la gira aparecía una ilustración de los tres productores representados como científicos deschavetados y en acción en el laboratorio.

La escala de Antidote Tour en CDMX será este viernes, en Dr. Vértiz 86. Ahí tendrá lugar una noche de música hipnótica y emocionante a cargo de tres representantes de la impredecible comunidad sónica angelina, dos de los cuales entusiasmaron tanto a Flying Lotus que los fichó para Brainfeeder, su sello.

Daedelus ha dedicado su carrera musical de casi dos décadas a combatir el cliché. Uno de sus álbumes más recientes, Labyrinths, puede servir como guía para intentar descifrar su estilo: toma lo mejor del hip hop, el IDM experimental y el jazz para mezclarlos con otros géneros y retorcerlos en una trenza excéntrica.

Los poderes como mago del sonido de Mono/Poly suelen ser descritos como creadores de oníricos paisajes astrales que se alían con bajos capaces de derretirnos el rostro. Ya veremos cómo se siente en vivo. Además, ha sido productor de Thundercat y Noisia, así como de Kendrick Lamar, en “Untitled 08”.

Y el sonido insignia de Free The Robots oscila provocadoramente de la electrónica al jazz, de ahí al hip hop pasando por la psicodelia. Sus energéticas presentaciones en vivo suelen ser legendarias, consiguiendo hipnotizar a audiencias.

También forman parte del cartel los mexicanos Ruido Lofi, hacedor de sampledelia brumosa y vertiginosamente lenta; Kryone, quien suele estimular la creación de música con la mira puesta en el futuro vía los sellos PIRA.MD y Oneself; y Basher, productor que un día se refirió a su sonido como babymaking music, una forma irónica de aludir a los rasgos del trap que produce: su cadencia y la sensualidad con que entreteje las bajas frecuencias.

También puede interesarte: Tino el Pingüino, la promesa chilanga del rapZoé Panoramas, un documental para rocanlovers.