Ciudad de necios | #MeTooConquista

Necias que no se callarán hasta recibir justicia. Necios que no hallan cómo mantener reflectores

Dos cosas en esta Ciudad de necios:

La primera: #MeToo

El fin de semana, una serie de mensajes anónimos fueron enviados mediante SMS a un celular publicado en diversas cuentas de Twitter en las que se invitaba a denunciar cualquier tipo de violencia contra mujeres por parte de escritores, periodistas, académicos e integrantes de la industria del cine en México. #MeToo es un anglicismo adoptado por estas comunidades para decir “Yo también sufrí violencia”. Los mensajes se cuentan por decenas y se discuten por centenas de tuits: que si una denuncia anónima basta para destruir prestigios, que qué tanto es tantito, que si ni tantito y alto, que si la mayoría de los casos son exageraciones, que si ni todo es acoso y que ni todo era violencia, que si se trata de golpeteo tuitero, que si es subjetivo, que si es un ejercicio de expiación de emociones acumuladas de mujeres históricamente violentadas y censuradas. La discusión arranca, pero da un paso importante: visibilizar esas formas de violencia contra ellas para así evidenciar cómo hemos normalizado una serie de conductas que no han hecho más que daño a las mujeres a nuestro alrededor. Hoy levantaron las voces (tuiteras y por mensajes), anónimas en su mayoría, sí, denunciando amedrentamiento desde hace años y amenazas para no acusar a sus abusadores. Hoy lo hacen, y es trabajo de la justicia mexicana, no de la hoguera tuitera, deslindar responsabilidades con denuncia y evidencias de por medio. Quien así lo hizo, que asuma sus responsabilidades; quien no, que siga su camino. Las mujeres se empoderan y a ellas hay que creerles sin regateos. Eso sí, el machismo no se combate con el anonimato. Tal vez, si nos quedamos en las denuncias y acusaciones sin nombre y apellido de ambos lados, el movimiento se apagará pronto y la violencia se perpetuará impunemente.

La segunda: tacos de carnitas

Es gastronomía chilanga y ahora está en la polémica histórica. Dejen el taco a medio masticar y suelten papaloquelite para terminar de leer esto. Va en serio el efecto Jesusa Rodríguez, ese de que si comes tacos de carnitas, celebras la sangrienta Conquista de los españoles que trajeron el cerdo para que los prehispánicos pusieran la tortilla. Hay quienes comparten esa visión adolorida de ese momento histórico y ahora a ellos les habla el presidente AMLO en su reciente jugada política. ¿Para distraernos de la abucheada que le dieron el fin de semana en el estadio de beisbol que inauguró? Según se supo, AMLO envío una carta al rey Felipe VI para que nos ofrezca una disculpa por la Conquista. Retomo la nota que publican los periodistas de El País, Javier Lafuente y Lucía Abellán: “México lanza un desafío diplomático contra España por la conquista del país norteamericano hace 500 años. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, envió recientemente una carta al Rey de España, Felipe VI, en la que le insta a reconocer los atropellos que las autoridades mexicanas consideran que se cometieron durante la conquista y a pedir disculpas por ellos”. España responde lamentando profundamente su publicación y rechaza con firmeza el argumento de la misma, pues el evento de hace 500 años no puede juzgarse a la luz de la contemporaneidad. Una cortina de humo que al presidente AMLO no le salió, por más que en las “benditas redes sociales”, haya éxito al condenar los tacos de carnitas.