MANUAL DE UBER

Manual

Este es el tan esperado manual que Uber siempre soñó para hacer con sus tarifas lo que Dios le dio a entender.

 

  1. ¡Una uberlimosnita por el amor de Dios!

Llegue a la Ciudad de México con piel de cordero innovador pero sangre de lobo feroz. Conquiste a los chilangos para que lo apoyen con el #UberSeQueda cuando los taxistas lo agarren a batazos y los usuarios lo defiendan. Lo que necesitaba esta ciudad era un servicio de transporte personalizado, accesible y digno.

  1. ¡Ahí les va mi tarifa dinámica!

¿Llego para quedarse y como se le hinchen? Pues arránquese la piel de cordero y saque el cobre. Aproveche la contingencia ambiental y cobre tarifas dinámicamente ojetes de más de 5 veces el costo normal. Al fin que los algoritmos se hicieron para abusar. ¿O alguien aquí disfrutó el álgebra del libro de Baldor? ¡Nadie le entendió en la secundaria! ¿A poco cree que reclamarán sus algoritmos? Suba sus tarifas manchadamente durante los días en que más lo necesitan los chilangos. Déjeles ir la riata de la tarifa dinámica.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE NACHO LOZANO: MANUAL PARA SOBREVIVIR AL #HOYNOCIRCULA

  1. Sueño hecho realidad

Deje que los opinócratas y los burócratas se agarren del chongo mientras discuten que si el capitalismo, la presunta ley de la oferta y la demanda. ¿Pues no que en este trinche país nadie cumple la ley? Ahora andamos muy legales. Mientras unos nos recuerdan la famosa y odiada frase “¿Ya ves, te lo dijimos y aún así aceptaste a Uber?”, usted siga cobrando lo que quiera aunque el acuerdo con el presunto Secretario de Presunta Movilidad, Héctor Serrano, fue poner topes a las tarifas. Es mejor pedir perdón que pedir permiso.

  1. Uber Trump

Observe cómo el gobierno que está obligado a regularlo disfruta el atole que usted le da con el dedo al decir que: “Sí, tienen razón, somos unos ojetes y ya no habrá tarifas dinámicas mayores a 4.9X”. Y luego, ¡PUM! ¡Vuélvanos a engañar! Son las reglas, si no quieren pagarlas, no pidan Uber. ¡Ese cinismo ya lo quisiera Trump!

  1. Uber de estreno

Dado que “innovación mercantil” la lleva en su ADN, le ofrezco diversificar aún más los tipos de servicio que ofrece. Ya quedaron obsoletos el Uber X, Uber Black o Uber Pet. Inaugure el GandallUber que, como su nombre lo indica, ofrece una tarifa gandalla. El Uber XXX, porque cobra a calzón quitado y sin pena. Y el Uber Anti-americanista, con tarifas como la que le cobraron a Alejandro Díaz Liceaga, delantero de las Águilas del América, lo cual indica que Uber le va a las Chivas y cualquier americanista que lo aborde, pagará de 1500 pesos para arriba.

Compartir
Artículo anteriorEl post postapocalipsis
Artículo siguienteCantar de narcos
Con 15 años de kilometraje en medios, cree que el rigor de la ironía y la seriedad de la risa pueden hacer un periodismo original.