MANUAL DEL (MALDITO) VALET PARKING

Manual

Son los peores enemigos del mundo. Salvo contadas excepciones (verdaderos milagros), los “valet” parking se han convertido en una nueva raza humana incontrolable, invencible y que se reproduce como plaga.

  1. PONGA SU MEJOR JETA
    Cuando llegue el cliente, háblele bonito, recíbalo con la tarifa pagada por adelantado y pídale las llaves. Es importante que en el primer acercamiento usted se muestre amable para que cuando el dueño pida su coche de vuelta (golpeado, saqueado y averiado por el uso) note el contraste de su verdadero rostro de mercenario y abusador.

 

  1. MODELO DE NEGOCIO
    Cobre tarifa de servicio, más uso de parquímetros. El mismo boletito aplicará para varios coches, no se apendeje, ni respete las reglas. Si los de las arañas amenazan con poner una, móchese y listo. Si el cliente no está de acuerdo con el plan de negocios, vigile dónde se estaciona y luego pónchele las llantas. O se estacionan con usted, o contra usted.

 

LEE EL MANUAL ANTERIOR DE NACHO LOZANO: MANUAL PARA HACER DE PEÑA UN MEME

  1. AL FIN QUE NI ES MÍO
    Arranque el coche, recline el asiento, baje el vidrio, saque el codo, ponga una sonrisa de “Cómo la ves, pendejo” y destruya el auto. Maneje como imbécil poseído por calles llenas de peatones, ciclistas, mascotas y otros coches. Deje que lo vean, que lo odien. Usted se nutre del desprecio, se fortalece con cada mentada de madre, lacta del abuso, se alimenta del agravio, es invencible. Queme llanta, suba el volumen del estéreo, trabe las velocidades, chingue las suspensiones. No hay seguro que proteja al triste dueño.

 

  1. SU LEY ES LA LEY
    Usted es el héroe de esta película, papá. La calle le pertenece. Disponga de los lugares públicos que le plazcan. No importa que sean entradas a las casas, banquetas estrechas, pasos peatonales, lugares para personas con discapacidad… usted estacione el coche donde se le hinche uno y la mitad del otro. Si alguien se le la arma de tos, chíflele a sus colegas para que, entre todos, madreen al que se ponga al tiro. Ninguna autoridad de Cuauhtémoc, Benito Juárez, Miguel Hidalgo o la que sea, es capaz de regañarlo ni tantito. Ellos necesitan de sus moches y usted de su impunidad. La impunidad y la legalidad se tolera.

 

  1. TES CHINGANDO Y VETE
    Si rayan el coche es culpa del dueño, no de usted. Si se roban una autoparte o el coche completo, es responsabilidad del dueño por dejarlo en el valet. Si el coche se va al corralón por culpa del valet, automáticamente la empresa no se hará responsable de nada, porque para eso se paga el moche en la delegación y para eso hay impunidad en la CDMX.