Peña, plagiar y que te cachen

Manual

Primer disparo
Aristegui Noticias publicó: “El actual Presidente de México plagió al menos a 10 autores en su tesis para obtener el título de Licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana. Uno de ellos fue Miguel de la Madrid”. Sí: tenemos un presidente pirata.

Reacciones: Aurelio Nuño, presunto secretario de Educación Pública, dijo en entrevista  “No conozco el reportaje… pero es mentira” y de una vez nos paró en seco con eso de que la “SEP no investigará el asunto”; luego el vocero presidencial mandó un comunicado: “El licenciado (aunque haya plagiado, ¡todavía es “lic”!) Peña Nieto presentó esa tesis hace 25 años… Por lo visto errores de estilo (¡ERRORES DE ESTILO!) como citas sin entrecomillar o falta de referencia a autores que incluyó en la bibliografía son, dos décadas y media después (porque antes nadie se ponía taaan exigente con las tesis), materia de interés periodístico”. ¡Claro, todo era cuestión de estilo! Si los tarados somos nosotros, ¿verdad? Peña Nieto no ha dicho nada.

 

Segundo disparo
Me escandalizó aún más la reacción de muchos: “Ay, qué ganas de chingar”, “¡Todos hemos plagiado, por favor!”, “Carmen está ardida, da patadas de ahogado”, “Yo la neta esperaba un reportaje más cabrón”, etcétera. Hay quien cree que lo que hizo Peña no es para tanto, “hay cosas más importantes en el país que molestar al Presidente con eso”. Por eso el país está jodido: porque creemos que plagiar, corromper y robar es-nor-mal. Parece que fue un gran reportaje publicado en el país incorrecto, ¿no? En 2012, el Presidente de Hungría, Pál Schmitt, dimitió tras descubrirse que plagió su tesis de doctorado. En México esas cosas no pasan, porque hay quienes creen que no es pa´tanto.

LEE LA COLUMNA ANTERIOR DE NACHO LOZANO: LA MASAJISTA DE CASTILLO

Último disparo
En junio de 2012 el candidato Peña dijo: “El PRI es un chavo que se sienta a mitad de salón, normalón, bien vestido. Se acomoda para oír al maestro y copiar en caso que sea necesario”, (la lógica pragmática, en Letras Libres cuyo autor es Carlos Puig). ¿Está claro?