Padroteo marca Televisa

Me gustas, te enamoro, te secuestro, te exploto, te golpeo, me temes y te vuelvo a explotar.

Con el uniforme de su prepa, la guapa Mariela hacía su tarea en la plaza de Acayucan. La chica de 17 años alzó la cara: Rogelio, joven formal, ya iniciaba el cortejo. Ella dijo “no”.

Pero el “no” se volvió un que sí, que no, que sí, que un par de meses después fue un “sí” final. La veracruzana se fue a vivir con el joven tlaxcalteca de 28 años, dejó familia y escuela en el momento en que él abrió el plumaje colorido de tres promesas: matrimonio, viajes y casa propia. Como eso implicaba dinero, Rogelio le pidió ayudar a ganarlo con un oficio para el que ella requería sólo su cuerpo. Ella respondió con un “no” desesperado que se volvió “sí” cuando él le advirtió: “Si me amas, lo vas a hacer”.

Mariela comenzó a prostituirse en el Hotel Universo. En su primer semana en La Merced, un cliente la quiso penetrar vía anal; ella se negó. “Se puso como loco: me agarró a la fuerza, como si quisiera violarme. Me defendí como pude y al final se fue, pero me dejo marcada”, me contó para la revista Newsweek en Español señalando su cuello. “Para cumplirle como mujer”, agregó, por la noche recibió a Rogelio, su amor, su padrote: “Al besarlo me acostó de una cachetada. Le expliqué que un tipo se sobrepasó. Rogelio me insultó”.

-¿Cuáles fueron sus palabras?

-Eres una puta y te gusta: estabas tan excitada que dejaste que te marcara.

Esta semana, en vivo, un conductor de Televisa, Enrique Tovar, le cantó a su compañera del programa ATM, Tania Reza, “¿Por qué me ilusionaste con esas lindas cosotas?”. Le manoseó una pierna, le levantó el vestido, le explicó “poquito mijita, tú tranquila”, aludió a sus “ricas cosotas”, la jaló de la cintura y con su índice le tocó un seno cinco veces.

Televisa informó que ambos conductores -en una “investigación” interna- confesaron haber actuado una escena. En otras palabras, la empresa dijo: Tania, voluntariamente, decidió putear, y la indignación por el hostigamiento –evidente en el video- fue fingida. La “investigación” no se molestó en averiguar si tal montaje fue forzado por alguien, o si el reconocimiento del montaje se hizo bajo presión. En cambio, Televisa sí se molestó en correrla.

De inmediato Tania aclaró en Facebook: “Existen presiones por parte de las ‘empresas’ y obligaciones de decir (o incluso grabar) que soy culpable”.

Forzada por el clamor mediático, Televisa reintegró a Tania. Así, implícitamente, la televisora aceptó que no hubo montaje: la chica sí fue acosada. ¿Por quién? Por Enrique Tovar. ¿Qué hizo Televisa con él? También lo reinstaló. Sí, al acosador, quien hoy tiene más fama gracias a una empresa que premia con un sueldo su violencia sexual.

Igual que Mariela en el Hotel Universo, Tania fue explotada sexualmente y luego recibió un golpe: la reinserción de su agresor.

Padroteo marca Televisa.

 

Compartir
Artículo anteriorEn Colomos honraremos a nuestros muertos
Artículo siguienteEdición impresa: 30/10/2015
En sus inicios fue reportero en "Reforma" y otros diarios, después escribió en revistas: "Chilango", "Esquire" y "Newsweek en español", donde hoy hace periodismo narrativo. Ha sido profesor universitario y conductor de televisión. Premio Nacional de Periodismo 2007.