array(0) {
}

Textos por

Aníbal Santiago

En sus inicios fue reportero en "Reforma" y otros diarios, después escribió en revistas: "Chilango", "Esquire" y "Newsweek en español", donde hoy hace periodismo narrativo. Ha sido profesor universitario y conductor de televisión. Premio Nacional de Periodismo 2007.


Anibal Santiago
0

Burrito con queso amarillo

Bane, el villano de Batman, hablaba a sus seguidores en tono terrorífico; Trump con su voz aguda. Los movimientos de Bane eran viriles e incluían ambas manos, como un abrazo al pueblo; los de Trump se redujeron a índice y pulgar derechos formando un delicado círculo. Bane, con su escalofriante bozal, pronunció su arenga en…

Anibal Santiago
0

Huir a gatas

La voz de Carmen Aristegui que anunciaba ayer su regreso con el noticiero matutino desapareció por un lapso, justo a las 8:30 am, cuando un tuit de @Milenio.com irrumpió en mi celular. “Mueren 5 personas en Tiroteo en Playa del Carmen”, se titulaba. Le di play e inició la reproducción de la escena procedente del…

Anibal Santiago
0

Insurrección de las pantallas planas

En Bodega Aurrera Los Pinos un joven de gorrita corre en la oscuridad: en su mano izquierda hay una pantalla. En FAMSA Luis Donaldo Colosio un sujeto de bermudas sale a prisa de la tienda y se escabulle rodeado por gritos de sus paisanos regios con algo sobre sus hombros: una pantalla. Cerca, alguien delgado…

Anibal Santiago
0

Las revolucionarias que no usan fusil

“No traigas cerveza, acá hay suficiente”, le juré, con la imprudencia de no revisar antes el refrigerador. Dos horas más tarde, cuando en la oscuridad Alfa Centauri y las demás estrellas decembrinas despedían resplandecientes al último día del año, mi hermano tocó la puerta y pasó a casa encabezando su ruidosa, elegante y festiva caravana…

Anibal Santiago
0

¿Cuál rezamos, señor gobernador?

Eruviel Ávila montó un teatro en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango. Curioso: en “Ante la catástrofe, control de daños”, como se llamó la obra en el escenario de Terapia Intensiva, el papel del gobernador del Estado de México fue ficticio, como ocurre en cualquier pieza teatral. A él le tocó encarnar al…

Anibal Santiago
0

El nuevo zar del universo

Su índice señalaba el cielo con el puño tieso hasta botar los tendones, las piernas se encajaban como pilastras en el suelo, la corbata volaba agitada hacia el frente, la mano derecha sostenía el revólver. Pude no ver la cara del asesino y habría adivinado su odio. Pero esa cara era una catástrofe universal: boca…

Anibal Santiago
0

Cadáveres entre porterías

Quería entrar ahí: a esa soledad de rectángulos de tierra con pedruscos, basura, porterías ajadas por el óxido, difusas líneas de cal. Pero no quería jugadores: ni uno. No buscaba que el lente de Deporte Inaudito captara caras empolvadas, rodillas raspadas, botines rancios de suelas abiertas, melenas sudorosas entre tolvaneras, arqueros que con sus vuelos…

Anibal Santiago
0

Entrego mi pluma, me bajo los pantalones

Entraba, daba los buenos días y rogaba su atención para que en el primer día del curso conocieran las leyes de mi dictadura: “1) Pondrán celulares en modo avión 2) Tendrán 15 minutos de tolerancia para entrar 3) En la creación de sus reportajes sólo colocarán su grabadora frente a la boca de un político…

Anibal Santiago
0

Fidel: traición de mi superhéroe

Era la guarida del mal. Atrás de sus ventanitas negras se ocultaban los agentes secretos del imperio que urdían planes para que al mundo lo dominaran los déspotas genocidas como Efraín Ríos Montt; los generales del capitalismo que invadían con aéreas ráfagas de plomo la inofensiva isla de Granada y que habían dejado millones de…

Anibal Santiago
0

En cada campesino hay un Zapata

Me indicaron “vive en esa casa verde”, caminé unos pasos y desde la calle me asomé por la puerta abierta. Frondosos bigotes, camisa y botas, Jorge Zapata apartó la vista de su periódico con parsimonia de vaquero sabio, y en la tarde de Anenecuilco me incrustó su mirada recia asintiendo así a mi deseo de…

Anibal Santiago
0

Tejones, changarros, delincuencia

Faltaba un año para la llegada de Trump. Colgados como calzones color grana en un tendedero, a varios pedazos de músculo muerto se les escapaban sus gotas finales de sangre, evaporadas por el sol que caía a flechazos. En su jacal, Lorena Méndez criaba el invierno pasado a las tres hijas que tenía hasta ese…

Anibal Santiago
0

La fotocopia de nuestra cara

¿Por qué las mujeres islámicas usan burka? ¿Por qué los varones rusos se besan en la boca? ¿Por qué los japoneses saludan inclinando el torso? Corina me hizo ayer una pregunta simple, y yo percibí en sus palabras la ingenuidad del individuo que viene de otro país y en su acercamiento a una nueva cultura,…

Anibal Santiago
0

Criadero de cuervos

Como una nauseabunda cascada de desperdicios misteriosos, diversos, indescifrables y repugnantes, los capítulos de la perversidad de Javier Duarte se desploman uno tras otro, y con la fuerza de su corriente colosal nos cubren a todos, de pies a cabeza. Su poder nos va infectando uno a uno a los mexicanos, ricos, medianos y pobres,…

Anibal Santiago
0

Arquero de la justicia eterna

Recibí en una oficina de Imagen Televisión la orden de viajar al punto exacto del planeta donde se ejecutó el primer penal de la historia con una hoja donde estaba subrayada la palabra Milford. “¿Milford?”, pensé extrañado. Como no me sonaba, mi pulgar apretó Google Maps, que surcó en un segundo el océano hasta detenerse…

Anibal Santiago
0

¡Aur ham khelane ke lie mila!

Subimos asiento y manubrio al límite, hasta el último milímetro, y por meses persuadí a mi hija con un “todavía puedes sacarle provecho”. Resignada a mi sabio consejo (cuyo fin era proteger la economía familiar), un día no pudo más: para pedalear debía plegar su cuerpo como contorsionista china del Circo Atayde. Nostálgico, lo acepté:…

Anibal Santiago
0

Josefina, la ubre inflamada y el Dr. Freud

Si el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, extenuado de ser durante 73 años un puñado de cenizas enterradas en el cementerio de Hoop Lane, hubiera resucitado, escarbado la tierra que lo cubría, abordado desde Londres un avión de British Airways con destino a la Ciudad de México, para después ir a la TAPO y tomar…

Anibal Santiago
0

El vino tinto y la sangre

La hermosa sonrisa de Karen Rebeca Esquivel me ha perseguido todos lo días desde que dentro de un café de Tacubaya agarré mi celular y apareció esta línea: “Localizada sin vida dentro de una maleta en el municipio de Naucalpan”. Días antes, Becky Espinosa rogaba en las redes sociales ayuda para encontrar a su hija…

Anibal Santiago
0

Nosotros, los aborígenes

Ojos vivaces, sonrisa de dientes blancos y v de la victoria en su mano izquierda, sobre una bici la senadora Sarahí Ríos posa para la cámara en el Día Mundial sin Auto, que nuestros políticos vuelven un popular show rebautizado Día Miren Mexicanos Cómo sí Podemos Ser Igualitos que Ustedes. Uno les creería un poco más que…

Anibal Santiago
0

Mr. Bean es un estadista

Ignoro si existen platillos que por su misteriosa química encienden la inteligencia, aceleran la perspicacia. Pero hay otros cuyos efectos son los contrarios: estimular a nuestro yo más primitivo, como si una mordida activara el pasado de la cadena genética y alcanzara a nuestros prehistóricos antecesores, los hombres de las cavernas. Cada vez que muerdo…

Anibal Santiago
0

La mente del Ku Klux Klan mexicano

A veces no vendría mal hacer lo imposible por pensar distinto, combatir como un león tus prejuicios y luchar por ponerte el disfraz de tu antagonista con tal de descubrirte navegando en los misteriosos entresijos de su mente. Quizá uno se llevaría una buena sorpresa. El domingo emprendí ese esfuerzo. Miré las fotos de las…

Todos los derechos reservados de Más Información con Más Beneficios S.A. de C.V. Queda prohibida la reproducción de estos contenidos sin autorización previa. Contacto: editorial@mpm.mx

POLÍTICAS DE PRIVACIDAD