‘Yo, político’, por @apsantiago

¿Qué te digo yo, político, a ti, mexicano, cuando uso tu Zócalo como estacionamiento de mi camioneta de lujo para ir al Informe del Señor Presidente?

-Que lo importante es que yo no tenga que recorrer a pie tu hediondo Centro Histórico.

-Que no me importa ocupar con mi camioneta de lujo el espacio donde tú caminas.

-Que yo compré mi/mis camioneta/s de lujo con tus impuestos, y eso es sobajarte un poco, pero te sobajo aún más acomodando mi/mis camioneta/s en tus narices para que su línea señorial te aclare quién eres tú y quién soy yo.

-Que lo importante es que yo llegue a tiempo.

-Que lo importante es que yo no me canse caminando.

-Que mi vida avanza en ruedas y la tuya a pie.

-Que yo hago lo que más convenga a mis intereses aunque no convenga a los tuyos, que son los de la mayoría.

-Que ninguna autoridad me multa aunque estacione mi camioneta de lujo en el Zócalo, pero que a ti ni se te ocurra hacerlo: lo lamentarás.

-Que no me importa que te sientas saqueado al ver mi camioneta de lujo cuando emerges de tu Metro Zócalo, como roedor de las cloacas.

-Que basta mi voluntad para hacer lo que quiero, como lo quiero y cuando lo quiero, aunque tú no quieras.

-Que yo nunca viajaré en Metro y menos si voy al Informe del Señor Presidente. No me importa que Palacio Nacional quede junto al Metro Zócalo.

-Que la autoridad me avala: frente a donde estacioné mi camioneta de lujo se encuentra el despacho del Jefe de Gobierno del DF. Él podía ver desde su escritorio mi camioneta de lujo y no hizo nada porque sabe quién soy yo.

-Que si tú en tu paso por el Zócalo fisgoneabas mi camioneta de lujo ibas a ver a los guaruras y el chofer que tengo. Tú te tienes a ti. Y qué bien que no perdiste tu tiempo intentando fisgonear: mi camioneta tiene vidrios polarizados.

-Que para mí la policía es sólo un grupo de acomodadores de coches.

-Que si me viste bajando de mi camioneta de lujo te diste cuenta que porto un excelente traje. Qué padre lo que compraste en la tienda Milano de Metro Hidalgo.

-Que para mí el Zócalo, el corazón de tu país, el centro comercial y político de México Tenochititlan, el Templo Mayor de los mexicas, la Plaza Mayor novohispana, el área que rodeaba a los tres poderes en el México Independiente, todo eso, ¡todo!, es sólo un estacionamiento.

-Que si andas chingando de que es incorrecto estacionar mi camioneta de lujo en el Zócalo, ya te dije que lo lamento en un pinche tuit.

Y por último: que adentro de Palacio Nacional oí el Informe del Señor Presidente y que lo interrumpí 20 veces para aplaudirlo, sobre todo cuando hablaba de lucha contra la corrupción, la igualdad, las reformas para la prosperidad y la justicia.

México necesitaba un cambio. ¡Que viva México!

****************

SÍGUEME EN @apsantiago

(ANÍBAL SANTIAGO / @apsantiago)

Compartir
Artículo anterior‘Onanismo a la Lawrence’, por @goliveros
Artículo siguienteLiberan espacios invadidos en Eje Central
En sus inicios fue reportero en "Reforma" y otros diarios, después escribió en revistas: "Chilango", "Esquire" y "Newsweek en español", donde hoy hace periodismo narrativo. Ha sido profesor universitario y conductor de televisión. Premio Nacional de Periodismo 2007.