Dolores de cabeza con alas

Omar García.- ¿Disfrutó su fin de semana con este puente vacacional? Prepárese para el siguiente, que será el lunes 20 de marzo. Quizá no lo sepa, pero este 2017 será uno de los años que más puentes vacacionales tenga. Por lo menos serán siete puentes oficiales.

Aunque permítanos hacerle una advertencia: Si va a utilizar esos días para viajar en avión, tenga en cuenta que durante el 2016 se incrementaron 32% las quejas en Jalisco, contra las aerolíneas que no respetaron las reservaciones de vuelo de sus pasajeros.

Gracias a una solicitud de información que obtuvo Máspormás, vía Ley de Transparencia, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) da a conocer cuáles son las compañías que más dolores de cabeza les ocasionan a sus clientes. Simplemente porque venden boletaje de más o porque no respetan la ley de aeronáutica civil.

En los últimos seis años, la delegación Jalisco ha recibido 994 quejas de usuarios de aerolíneas que se sintieron agravados por las empresas de aviación comercial. De este número, el peor año fue el 2011 con 248 quejas.

Y en 2016 fueron 114 casos, 28 quejas más que en 2015.

 

La lista negra

Las empresas que más quejas tienen en su contra son las siguientes: Concesionaria Vuela Compañía de aviación, cuyo nombre comercial es Volaris. En el último sexenio acumuló 250 quejas en Jalisco, aunque la inmensa mayoría de ellas son conciliadas por la empresa para evitar que las quejas se conviertan en sanciones económicas. En ese lapso, apenas se le han aplicado multas que, en conjunto, oscilan los 66 mil pesos.

En una segunda solicitud de información, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes revela que la concesión a nombre de Volaris (bajo el título TAN-OR-VCV), fue entregada el 9 de mayo de 2005, y su vencimiento será el 29 de abril de 2019.

La siguiente compañía en el listado de mayor incidencia en la Profeco, es Aeroenlaces Nacionales, mejor conocida como Viva Aerobús. La empresa que recibió su concesión en 2006 fue una de las más beneficiadas en el gobierno del panista Felipe Calderón, pues a pesar de estar en la mira de sus clientes, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le extendió una prórroga por 30 años, que caduca el 23 de mayo de 2041.

Viva Aerobús registró 227 quejas en la delegación estatal de la Profeco. Y aunque se repite la misma lógica de que la mayoría de las quejas fueron conciliadas, la empresa que pertenece al empresario Roberto Alcántara Rojas, ha tenido que pagar multas por casi 400 mil pesos.

En el listado de las empresas que más quejas acumulan en su contra le sigue Aerovías de México, mejor conocida como Aeroméxico, con 180 casos.

Además, una de las compañías con más destinos internacionales, y que tiene más de 80 años en el mercado, acaba de anunciar la semana pasada que producto de la crisis política y económica que se vive, comenzará a cobrar por la primera maleta que se documente en los viajes rumbo a Estados Unidos y Canadá.

En Jalisco las 180 personas que se han quejado contra ella han podido conciliar la mayoría de sus reclamos. Aun así, el último sexenio ha tenido que pagar al gobierno federal un acumulado de 368 mil pesos, producto de las multas que le ha impuesto la Profeco.

En el listado de más incidencias también se encuentra la compañía Mexicana de Aviación, que tuvo 94 casos antes de que se declarara como una empresa en bancarrota, en 2010. En ese entonces, su tripulación fue despedida y sus aviones vendidos a otras compañías.

 

Las recomendaciones

Ahora que conoce algunas de las compañías que más dolores de cabeza les generan a sus clientes, vale la pena que revise las siguientes recomendaciones.

Como se lo advertimos en diciembre pasado (23/12/2016), las empresas de líneas aéreas tienen la “costumbre” de vender un asiento de avión en más de una ocasión. Parece una broma, pero no lo es. La Ley federal de aeronáutica civil se los permite.

Pero si esto ocurre y usted resulta afectado, más vale que tome las siguientes consideraciones. La misma ley que les permite vender un asiento dos veces (para asegurar que el avión va completo a su destino), también obliga a las compañías a respetar y compensar el tiempo que usted pierda ante una eventualidad.

Le recordamos que la aerolínea tiene la obligación de reembolsarle el costo del boleto, además de ofrecerle al cliente, “con todos los medios a su alcance, transporte sustituto en el primer vuelo disponible y proporcionarle, como mínimo y sin cargo, los servicios de comunicación telefónica o cablegráfica al punto de destino”.

Si el retraso es de más de cinco horas, la empresa debe pagar alimentos, hospedaje y la transportación del aeropuerto al hotel.

La ley federal de aeronáutica civil señala que la indemnización para los clientes que sufran de este tipo de experiencias será de por lo menos el 25% del costo del boleto. Es decir, si su vuelo le costó mil pesos, la compañía debe reembolsarle el costo, más 250 pesos de compensación. Estas disposiciones no aplican cuando las causas del retraso sean condiciones climatológicas.