Bajo control | Consejos para conducir trayectos largos

volante

Uno de los peores momentos en la vida de todo ser humano promedio es cuando se terminan las vacaciones. Es por ello que muchos estiramos a lo máximo esos días de descanso y luego queremos regresar a casa manejando en una tanda. Bien, pues entonces haz caso a estos consejos antes de sentarte al volante.

  • Mantenerse descansado
    Es importante prestar atención a la aparición de sensaciones de malestar general, dolores musculares en el cuello, brazos y hombros o visión borrosa. Son señales que el cuerpo envía para advertir que necesita un descanso. Subir el volumen de la música, tomar bebidas que contengan cafeína o parar para dar un paseo corto son alivios a corto plazo, pero no eliminan el cansancio.
  • Cuidar de los pasajeros
    Los pasajeros, sobre todo los niños, suelen ser más propensos a sufrir mareos. Existen medicamentos contra el mareo que se venden sin receta y la mayoría deben tomarse antes de iniciar el viaje. Consulte a su médico antes de dar a sus hijos un medicamento nuevo. Los mareos y las náuseas se pueden reducir temporalmente abriendo la ventana o saliendo del vehículo para tomar el aire. Recomiende a sus hijos que vean por la ventana, en lugar de fijar la mirada en objetos del interior del vehículo.
  • Comer al volante
    Hay que llevar una hielera bien surtida con snacks frescos y mucha agua. Es de gran ayuda cuando nos encontramos en tráfico pesado y hay que permanecer en el vehículo bajo el calor durante un largo período. Hay que evitar las comidas pesadas durante el viaje ya que, al estar sentado muchas horas seguidas, las comidas difíciles de digerir pueden provocar aletargamiento o cansancio.
  • Viajar con niños
    Tanto en trayectos largos como cortos, es importante que los niños tengan el cinturón puesto y que no se lo quiten. Hay que colocar parasoles/sombras en las ventanas y mantener frescos a los niños con ropa adecuada, bebidas frías y aire acondicionado.
  • Parada obligada
    Aunque tengamos prisa en llegar, nada mejor que hacer una pausa al volante cada 1.5 – 2 horas. Con estirar las piernas unos minutos es más que suficiente.