Pedalear junto a tu perro no es tan buena idea

perrito2

 

Si acostumbras pasear a tu perro cuando vas en la bici, para que juntos disfruten del viaje, ¡cuidado! Hacerlo de forma incorrecta podría ocasionarle a tu mascota desde quemaduras en sus patas hasta un paro cardiaco.

 “Como cualquier actividad física para un perro, esta tiene sus pros y contras, por ejemplo: si el piso está muy caliente y el perro no está acostumbrado a correr, se le pueden quemar sus patitas e incluso rebanar”, explicó la etóloga, Claudia Edwards.

La especialista en el comportamiento de los animales mencionó que otro problema al pasear con tu perro cuando vas en la bici es no contar con los aditamentos necesarios, como un destorcedor de correa que evite que tu perro se enrede y se ahorque.

Pero pasearlo de forma correcta no es complicado. Una forma segura de hacerlo es con ejercicios de empatía, comentó el doctor Alejandro Cabrera, experto en entrenamiento canino.

“Lo primero es que (el perro) sepa caminar a tu lado, una vez que lo logra, lo haces con la bicicleta, es decir: perro-bicicleta-dueño. Ya después te subes a la bici, esto ayuda a que el perro no se te cruce”, dijo Cabrera.

Ángel Peña utiliza la bici, al menos dos veces por semana, para dar una vuelta con su perro en el parque España, de la colonia Condesa, y admite que no sabía sobre las medidas a tomar para pasear a su perro.

“Empecé desde hace dos meses. Primero dábamos una o dos vueltas, a velocidad lenta, ahorita ya podemos ir más rápido y dar hasta cuatro vueltas al parque”, comentó.

El tamaño y la raza de tu perro son un factor determinante para ejercitarte con él, según Claudia Edwards, ya que no todos pueden hacerlo con la misma intensidad.

“Es recomendable para razas o cruzas que son muy activas y que necesitan gastar mucha energía”, afirmó la especialista.

Ángel tiene como mascota a un perro de raza Jack Russell y, a pesar de ser pequeño, de acuerdo con su dueño, tiene mucha energía.

“Decidí usar la bici porque es muy inquieto, si no sale a correr, al menos tres veces por semana, comienza a morder todo”, dice.

Pero no todos conocen el tipo de actividad que cada raza necesita. Óscar, un cuidador de perros, va sobre su bici al tiempo que pasea a dos perros: un Boxer y un Schnauzer.

Al preguntarle sobre las medidas que toma para pasear a los  perros, el cuidador afirma que no toma ninguna medida para hacerlo ni les coloca correas o aditamentos especiales.

Lo que Óscar no sabe es que los perros braquiocefálicos, de razas como el Boxer, Pug o el Bulldog, pueden sufrir de paros cardiacos si realizan una actividad física intensa, ya que por su anatomía están predispuestos a padecer problemas respiratorios.

LO QUE DEBES SABER

No necesitas de un entrenamiento muy avanzado para hacer de tu perro un acompañante de tus rodadas; da el primer paso tomando en cuenta lo siguiente:

*Coloca en tu perro una pechera o un collar martingale (diseñados para perros cuyo cuello es más grueso que su cabeza), que evitan que el perro se ahorque.

*Utiliza arneses especiales que se enganchan a la bici en la parte trasera, así evitarás que la correa se atore.

*El perro no debe tomar agua ni comer al menos 2 horas antes de hacer ejercicio.

*Después de la actividad física deja pasar, al menos, 30 minutos para que pueda tomar agua.

*Si tu perro tiene problemas de comportamiento, es necesario que lo lleves a un etólogo.

Compartir
Artículo anteriorTerciopelo
Artículo siguiente58 Muestra Internacional de Cine
Periodista egresada de la UNAM. Edito, escribo y cuento historias de la Ciudad de México. En mi tiempo libre me convierto en ciclista y fotógrafa de ocasión.