¡Al chile! Buenos chiles en nogada en el DF

Que no se te vaya el mes patrio sin echarte un buen chile en nogada. En estos lugares tienes la garantía de que no rebajan la nuez con crema chafa. Son chiles caros, pero uno al año no hace daño (al bolsillo)

 

Las Chalupitas
Alfonso Reyes 275, Condesa;  5515 6479.
Lunes a sábado de 9 a 23 h, domingo de 9 a 18 h.
laschalupitas.com.mx
Prepárate para disfrutar un chile grandote, ligeramente picante, con un relleno dulce pero no empalagoso. Puedes pedirlo sin capear, pero la verdad les queda riquísimo con la cobertura de huevo y harina fritos (se vale romper las reglas del platillo, cómo no). La nogada es tan rica que dan ganas de bebérsela como si fuera leche de almendras (¡idea de emprendimiento!). El negocio existe desde 1969 y han sobrevivido con dignidad gracias a que sirven comida poblana riquísima. Si te quedas con hambre (que no creemos), échate un taco de chicharrón, ¡uf!

 

 

Nico’s
Av. Cuitláhuac 3102, Clavería; 5396 7090.
Lunes a viernes de 7:30 a 12:30 y de 13 a 19:30 h, sábado de 8 a 19 h.
www.nicosmexico.mx
El chef Gerardo Vázquez Lugo, promotor del movimiento
slow food en México, le da gusto a todos y prepara chiles tanto capeados como sin capear. Las dos opciones son riquísimas (una para los atascados, otra para los puristas que prefieren que nada opaque el sabor y la textura de la nogada). Son chiles tatemados y se sirven sobre platos de talavera firmada. Están a la temperatura perfecta, tibiecitos, bañados en una nogada tersa, inocultablemente nuezosa. El relleno es dulce, con mucha fruta. Reserva y llega temprano, porque el lugar no sólo se llena, sino que se acaban los chiles.

 

 

Roldán 37
Roldán 37, Centro; 5542 1951.
Lunes a sábado de 10 a 22 h, domingo de 10 a 19 h.
FB: Roldan37
Este restaurante se define como “comida de La Merced” y su especialidad son los chiles –la mercancía típica de la calle de Roldán–, así que a fuerzas debían tener uno en nogada sobresaliente. Se sirve sin capear. La nogada es muy espesa y de inmediato se percibe el sabor de la nuez, sin endulzar: es auténtica. El relleno tiene más carne que en otros lados, e incluye sus piñones pero son menos las frutas, así que es perfecto para quienes lo prefieren no tan dulce. Lo único malo es que el perejil no es fresco; de ahí en fuera, ñom ñom ñom.

 

 

Restaurantes Azul
Azul y Oro (Centro Cultural Universitario, Insurgentes Sur 3000), Azul Histórico (Hotel Downtown, Isabel la Católica 30, Centro) y Azul Condesa (Nuevo León 68, Condesa).
www.azul.rest
La eterna discusión de qué tan dulce debe ser este platillo aquí se resuelve con diferentes opciones, según el gusto de cada quien. Los chiles pueden ser estilo Atlixco (carne de cerdo y muchas frutas), Coxcatlán (cerdo con menos frutas, más especias) o Puebla (carne de res). Después escoges la nogada: dulce, salada o mixta. Recomendamos el de Atlixco con nogada salada, pero todas las opciones son exquisitas; el Ricardo Muñoz Zurita es de confianza. Ah, aquí se sirven sin capear, no hay opción.

 

 

Compartir
Artículo anteriorYa llegamos a Guatepeor
Artículo siguienteTu plan (gratis) para hoy: 8 de septiembre
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.