Si fuéramos turistas: Calle Talavera

Antes, Talavera era consideraba una de las calles más peligrosas del Centro, pero después de su remodelación, todo es tranquilidad y Niños Dios.

 

La llegada del Niño

Desde hace muchos años, esta calle se caracteriza por la venta de Niños Dios, ropa y accesorios para adornarlos, y has asientos para su comodidad, pero fue apenas hace cuatro años que el entonces Jefe de Gobierno Marcelo Ebrard lo inauguró con el nuevo nombre de Corredor del Niño Dios.

 

El paseo

El 2 de febrero este pasillo se atasca de negocios ambulantes y, aunque encuentras mejores precios y más variedad en los accesorios del Niño, es prácticamente caminar por aquí. El resto del año, Talavera es una calle súper tranquila para pasear y hasta sentarte en las banquitas y admirar las estatuas que engalanan todo el recorrido.

 

Casa Talavera

Además de esta faceta religiosa, en la esquina que hace Talavera con República del Salvador te vas a encontrar con Casa Talavera, un centro cultural donde ofrecen talleres de cine, pintura, música, teatro y otras disciplinas. Si sólo quieres echar un ojo, los polis son muy buena onda y te dejan entrar a ver esta maravillosa construcción virreinal del siglo XVIII.

 

Compartir
Artículo anteriorNovedad editorial de la semana
Artículo siguienteEl genio de nuestra época
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.