Con sabor a Nueva Orleans

Una de las gastronomías que le hacía falta al DF era la de Nueva Orleans. La historia de esta ciudad gringa hizo que se creara una cocina única: a la base alimentaria de los indios nativos y de los esclavos africanos se sumaron las influencias de los franceses y de los españoles, que también pasaron por ahí. ¿El resultado? Uno de los destinos culinarios más maravillosos de la Tierra.

Bueno, pues hasta hace dos semanas, acá no había dónde comer un jambalaya o un buen pollo frito. Pero el restaurante Hotel Deliza, en la Colonia Roma, acaba de cambiar su menú y ahora ejecutan estos platillos de forma sobresaliente, además de otras delicias como sopa de cola de res, tostadas de jaiba creole, crabcakes, mac n’ cheese, maque choux (un estofado de maíz, pimientos y camarón) o el pescado con arroz al curry caribeño. Hasta las papas fritas con especias cajun tienen un sabor nunca antes degustado por estas latitudes. Tampoco hay que dejar de probar los dos postres: el banana foster (plátano macho, helado, caramelo, ron) y los beignets (masa frita con azúcar glass).

hotel_deliza_2

Hotel Deliza se llama así por Eliza Alexander, una esclava que obtuvo la libertad y migró del sur al norte de Estados Unidos. Junto con su esposo Cato puso un hotelito en las afueras de Nueva York. Ahí servían no sólo comida de su tierra natal, sino unos tragos excepcionales. Se dice que Cato Alexander es uno de los padres de la mixología. Para rendirle tributo, en la planta alta de Hotel Deliza hay un bar con su nombre. Por supuesto, sirven cocteles muy buenos, además de cervezas artesanales chilangas y vinos mexicanos.

El lugar está precioso. El interiorista se rifó. Gran parte de la decoración y del mobiliario fue hecho a partir de partes de la casa que fueron “saliendo” en la remodelación. El mejor ejemplo es la barra del último piso, cuya base son las escaleras originales. No hay música en vivo, pero los playlists, especialmente el de Cato Alexander, son buenísimos: puro jazz de principios del siglo XX.

hotel_deliza_1

Hotel Deliza
Sinaloa 141, Roma; 5208 0196.
Martes a sábado de 18 a 01 h (cocina hasta las 00:15).
Cato Alexander: miércoles a sábado de 19 a 02 h.
FB: HotelDeliza

Compartir
Artículo anteriorFuertes indicios, 15 de julio de 2015
Artículo siguienteLas tortas que vieron cambiar a toda una ciudad
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.