De la obra al Vive Latino

_MG_0126-Edit[1]Norteños light se compone de tres hermanos y un primo que han dedicado toda su vida a la construcción y a componer música ecléctica.

Por ahí de los años 70, un grupo de trabajadores de la construcción originarios de Santa Cruz Tepexpan, Estado de México, decidió ahorrar para comprar instrumentos y formar una banda. Viajaron a la CDMX, los compraron, los transportaron y, al volver, se dieron cuenta de que no sabían tocar, así que guardaron los instrumentos y se olvidaron de su sueño.

Entre ellos estaba el padre de Leo, Adrián y Jacobo, quienes al crecer descubrieron que habían heredado el talento. Al lado de su primo Marcos se juntaron a improvisar con los mismos instrumentos que estuvieron empolvándose por casi 20 años. “Siempre quisimos hacer un grupo, nuestros padres lo intentaron, pero su sueño se vio frustrado. Nosotros no sabíamos que tenían con qué tocar, pero la vida misma te lleva a donde están los instrumentos”, comenta Adrián, bajista de Norteños Light.

A la par de su pasión temprana por la música, se dedicaban a la construcción, como su padre. Tocaron un rato, pero las ocupaciones los alejaron por seis años, época en la que cada uno experimentó con grupos de rock, cumbia y norteño. “Nos separamos, pero nos llenamos de todo, ya que cuando conoces tu instrumento vuelves y puedes dar más de ti”.

A partir de 2012 se volvieron a encontrar y se comprometieron en un camino que siguen recorriendo juntos. Ese año mandaron su demo y conocieron a su productor. Para entonces, empezaron a tomar cursos de ingeniería de audio y producción y a trabajar muy duro. En el trayecto nunca abandonaron su trabajo en la construcción.

Su estilo no es algo para dar por hecho por el nombre. Escuchan Bronco, James Brown y hasta Queen para inspirarse. “Nos criticaban por no tener un estilo delineado y trataban de compararnos para definirnos, pero creemos que es innecesario definirse. Ponerle género a las cosas limita a cualquier artista, no sólo a los músicos, también a los poetas y a los pintores”.

El nombre dice sólo una parte de lo que se escucha en sus rolas, y lo tomaron de una canción homónima por la que la gente empezó a llamarlos así. Como todo lo que les ha ocurrido, el nombre llegó de manera natural. Igualmente su participación en el próximo Vive Latino (al que nunca han asistido ni como espectadores). Saben que el festival es muy exigente, pero no están nerviosos. “Estamos emocionados porque esta tocada no es cualquier cosa, resume toda una trayectoria de esfuerzos. Miedo no tenemos, pues sabemos que en el Vive nos encontraremos con el público que tiene que llegar”.

Para lanzarse con todo, este año van a estrenar su disco y un minidocumental para que la gente los conozca y llegue igual que ellos al Vive, sin miedo y con mucha emoción.

Obtén su sencillo gratis en este link: https://www.nortenoslight.com/

Norteños Light

Vive Latino. Domingo 24 de abril,

16:20 h.

Compartir
Artículo anteriorLa nueva radio vive en internet
Artículo siguienteFiebre de Malta: más que cerveza
Nació en Xalapa, Veracruz en 1988; es antropóloga, reportera y editora. Ha publicado en diversos medios nacionales y actualmente escribe en Máspormás sobre cine, libros y cultura.