El poder transformador de un tatuaje

Hace diez años, Diana se  enamoró de los tatuajes, cuando se hizo el primero. Pero fue apenas hace tres que se empezó a dedicar a esto formalmente. Hace poco iba en el rango de los 300 realizados, pero como los últimos meses han sido muy prolíficos en su carrera, gracias al boom del tatuaje de acuarela, ya hasta perdió la cuenta. Lo que más disfruta de tatuar son las historias de sus clientes; los tatuajes que son para recordar a algún ser querido o un logro en sus vidas, son sus favoritos.

Esta sensibilidad característica de Diana fue lo que la condujo a realizar un proyecto increíble: donar tatuajes a mujeres que tengan cicatrices por cáncer de mama. Esto se le ocurrió por un video de Vinnie Myers, un tatuador que hace pezones realistas para mujeres después de una mastectomía radial, sumado al triste hecho de que su tía falleció de esta enfermedad hace unos años.

El proyecto empezó como iniciativa personal para ayudar a mujeres que habían vencido al cáncer, pero ahora es una agencia sin fines de lucro llamada Re-conocerte. Esta labor le ha hecho percatarse de que se puede ayudar a través de un medio que usualmente es considerado trivial o meramente estético. Diana siempre ha creído en el poder transformador de los tatuajes y lo que más le interesa es ayudar a la mayor cantidad de mujeres posibles, difundir sus historias, darles un espacio de expresión y de apoyo.

¿CÓMO?

Se pueden enviar solicitudes contándole su historia y la razón por la que se quieren tatuar a su correo: [email protected] y twitter: @sritaunicelular.

¿ES SEGURO?

Cuentan con doctores y terapeutas que evaluarán las cicatrices antes de realizar el tatuaje.

¿QUÉ SIGUE?

Tienen programados entre 10 y 15 para octubre, que es el mes del cáncer de mama y a finales de octubre tendrán un evento para compartir las historias.

Compartir
Artículo anterior‘Indisimulo’, por @wilberttorre
Artículo siguienteAumentan 33% cajones de estacionamiento cada año en el DF