Francés callejero

En la cultura pop, el estereotipo de la cocina francesa involucra “manteles largos”, platillos que quién sabe con qué tenedor se comen y un chef que se retuerce el bigote mientras recita nombres misteriosos, para que uno diga “¡Qué elegancia la de Francia!”. Y sí, claro que hay lugares que cumplen con la caricatura, pero también existen changarros relajados, sabrosos y donde el bolsillo no sangra.

Así es Delicias Francesas. Dentro de una “casita” laminera, de las que normalmente venden tacos de suadero o tortas cubanas, el joven francés Victor Legue montó su cocina para preparar, como el nombre indica, cosas ricas de su país natal. Todos los días hay quiche lorraine y uno especial, que puede ser de espinaca con queso de cabra, puerro con salmón o de cebolla caramelizada con jitomate, por mencionar algunas variedades recurrentes. Entre las crepas más ricas están la de crema de roquefort con jamón de pierna y nueces o la de cebolla caramelizada con queso manchego y jamón de pierna, aunque tú puedes armar la tuya con los ingredientes que quieras. Y de postre, la de Nutella con fresa no tiene pierde.

Delicias Francesas abre exclusivamente entre semana y es un aliviane para los oficinistas de la zona, que a veces le quieren variar a la comida corrida de fonda para echarse la “fórmula” de este puesto, que incluye quiche o crepa salada, crepa dulce y una bebida por 70 módicos pesos.

Dice Victor que así es en París: vas por la calle, te compras una crepa y te la vas comiendo. Es como el taco de guisado. La “tropicalización” más importante es ofrecer platillos abundantes para el desayuno, porque los locos-locos franceses sólo se comen un pancito y un café en la mañana. Acá, en cambio, te puedes echar una crepa completa, que trae jamón, queso y un huevo, o un croque madame, que es un sándwich de jamón, queso manchego y un huevo frito encima. ¡Así sí se empieza bien el día!

Delicias Francesas

Tehuantepec esq. Chilpancingo, Roma Sur. Lunes a viernes de 10 a 20 h; 55 3437 7009 (hay servicio a domicilio en la zona).

Compartir
Artículo anteriorPeras y manzanas 3
Artículo siguienteIncrementará en 2.6% el número de aspirantes al bachillerato
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.