Hola, Lalo! El nuevo restaurante de Lalo García

La semana pasada, la noticia empezó a propagarse con nuestros estómagos vacíos como caja de resonancia: Eduardo García, chef del Maximo Bistrot –uno de los mejores restaurantes de la ciudad– había abierto un nuevo local. Teníamos que ir a antes de que se llenara, ¡con permisoooo!

En Lalo! hay una sola mesa comunal enorme que ni la más #lady podrá reservar. “Si alguien necesita lugar, córrase”, dice hasta abajo el menú. En el muro principal viven delirantes personajes creados por el artista belga Bué the Warrior. La dinámica y la decoración (complementada con canastitas de colores para los cubiertos, series de focos que cuelgan del techo y un letrero de neón con el nombre del restaurante) no mienten: este sitio es alivianado y divertido.

Si eres de los que en la mañana comen poquito, puedes pedir fruta (ash, qué aburrido), un pan tostado con nutella casera y sal de mar o un plato de avena con pasas güeras y cardamomo. Pero si te despiertas con hambre, éntrale al pan francés: rechoncho, servido con mermelada casera, crema batida y fresas, nada empalagoso; a los huevos con lardo, cebollín y gruyer (una bomba de sabor); al cerdo en salsa verde, por si tu costumbre es empezar el día con un taco de guisado; al croque madame o a los chilaquiles, que se sirven con frijoles de la olla y que recomendamos pedir con dos huevos extra. El café está buenísimo y entre el pan dulce destaca el pan de plátano con pistache.

A partir de esta semana abrirán en las tardes. Habrá pizzas, pastas, ensaladas y platillos simples, que se podrán acompañar con vino y cervezas. En la carta todo es orgánico, fresco y artesanal, así que debes prepararte para pagar un poco más del promedio por una comida o desayuno. Pero Lalo! vale cada centavo, créenos, porque además de que la exquisitez de cada bocado te dejará haciendo caras de comercial de comida, las porciones son grandotas y los platillos muy llenadores.

Próximamente, el gran espacio se aprovechará para que Lalo dé clases de cocina, así que hay que estar atentos.

Lalo!

Zacatecas 173, Roma; 5564 3388.

Martes a domingo de 7 a 19 h (la cocina cierra de 12 a 13 h).

Compartir
Artículo anteriorGDF dará más dinero al papalote
Artículo siguiente¿Por qué se puede anular una elección en el DF?
Estudió Comunicación en la UNAM, pero en realidad aprendió a escribir en los chat rooms noventeros y luego en los blogs. Es tan fan de la Ciudad de México que tiene el mapa del Metro tatuado en el brazo.