La realidad de los niños mexicanos

¿ A qué le tienen miedo los niños mexicanos? “A que les secuestren a sus papás, a que los maten, a que desaparezcan o a no tener dinero para pagar la escuela”, responde Lydia Cacho, quien suele dar charlas a estudiantes en distintas ciudades del país.

La periodista y escritora presentó En busca de Kayla, un libro infantil en el que aborda el tema de la desaparición, la pornografía infantil y el uso irresponsable de las redes sociales; asuntos que pese a su gravedad no son ajenos a la infancia mexicana.

El 30% de las niñas que desaparecen en este país es coptado a través de Facebook y el 16% de las víctimas de desaparición está integrado por  niños y niñas menores de 14 años, datos de la Ciberpolicía mexicana proporcionados por la periodista de 52 años. 

En el libro una niña desaparece, fotos inapropiadas de ella comienzan a hacerse públicas y sus amigos de la escuela emprenden un plan para dar con su paradero.

“Tenía que ser un cuento posmoderno, estos niños son eso, viven la realidad con esta herramienta (tecnológica) que para ellos ya es vital”.

Editado por Sexto Piso, el libro se apega a la realidad que Lydia descubrió tras 15 años de investigar los delitos cometidos a través del ciberespacio y luego de charlas con alumnos de primaria y secundaria.

“Tiene que ver con una sensación de la gente joven de México, de que las personas adultas les hemos fallado por un lado, y por el otro el Estado, definitivamente, ha generado vacíos brutales y mucha represión, censura, violencia, y por supuesto impunidad y corrupción,  la gente joven se da cuenta de eso”.

Ella misma se daba cuenta de los problemas que enfrentaba el país cuando era niña;

“Tuve una infancia de mucha libertad, pero de mucha angustia porque éramos una familia donde se reconocía todo y dije ‘¿ahora qué voy a hacer frente a todos estos problemas del mundo?’. Me identifico con los niños actuales”.

Lydia Cacho se autodefine como una mujer rebelde desde niña, quien tuvo la fortuna de tener una madre psicóloga que entendió su rebeldía en vez de acallarla.

“Ella trabajaba con chavos banda y se metía a hacer unos trabajos increíbles, nos llevaba a participar en los círculos, yo los oía y todo era como una explosión porque era una realidad que me era absolutamente ajena, y al mismo tiempo una vez consciente de ella ya no te puedes deshacer de esa noción de injusticia con un niño de tu edad”.

EnBuscaDeKayla-forros-imprenta

En busca de Kayla

Lydia Cacho y
Patricio Betteo.

Libro ilustrado.

Editorial Sexto Piso.

$200.

Foto: Lulú Urdapilleta

Foto: Lulú Urdapilleta

Compartir
Artículo anteriorRetrato de una víctima
Artículo siguienteDígalo mejor con un GIF
Periodista y ciclista. Chilanga por adopción. Antes recorrió Veracruz, Sinaloa y Jalisco. @chinampa