De paseo con Frida; un recorrido por la ciudad que amó

Hoy se cumplen 109 años del nacimiento del máximo ícono chilango (y mexicano) del arte popular. Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón no sólo es la artista mexicana que más se cotiza en el extranjero, es también una de las consentidas de la ciudad. Para muestra está este recorrido, más allá de las paradas obligadas en Coyoacán.

El sur siempre fue su rumbo favorito, y para muestra el Museo Dolores Olmedo (Av. México 5843, La Noria, Xochimilco), donde actualmente se conserva una decorosa colección de 27 piezas que forman parte del acervo artístico de Frida, y entre ellas, el ‘Autorretrato con changuito’, de 1945. El museo de Olmedo, quien fuera rival de amores de Frida, hoy es uno de los predilectos para ver con toda calma la obra de la pintora.

Frida por los canales de Xochimilco

 

En Avenida Altavista esq. Diego Rivera, en la San Ángel Inn está el Museo Estudio Diego Rivera, un espacio donde compartió el punto más álgido de su amor con el pintor, por ahí de entre 1934 y 1940. Por su parte, el Museo de Arte Moderno (Paseo de la Reforma s/n, Bosque de Chapultepec) es la casa de la pieza más emblemática de Kahlo ‘Las dos Fridas’ (1939), la obra de arte mexicano que más solicitudes de préstamo ha registrado y sigue acumulando en la historia del arte del país.

747679335
Las dos Fridas

 

En Palacio Nacional y el Museo Mural Diego Rivera al centro de la Ciudad de México se encuentran dos Fridas muy particulares, ambas obra de Diego Rivera, quien se encargó de dejar muy presente la imagen de Frida en los murales ‘Epopeya del pueblo mexicano’ y ‘Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central’, respectivamente.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central
Fragmento del mural ‘Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central’

Pero no se puede omitir el eterno retorno a Coyoacán, lugar al que le heredó, hasta hoy, el sello de una revolución artística particular. Así que si quieres sentir la vibra de la Kahlo, tienes que ir a la Casa Azul, que fuera casa de sus padres, donde nació y creció al lado de sus hermanas Cristina, Adriana y Matilde.

 

Frida con uno de sus perros xoloizcluintle en la Casa Azul, Coyoacán