Regla de tres: Maratón Guadalupe – Reyes

COME – PIALADERO DE GUADALAJARA

Prepara a tu estómago para un maratón de comida, fiesta y bebidas porque ¡es Navidad! Ve a este restaurante de comida tapatía. Lo mejor son sus tortas ahogadas (sin guantes de plástico, ¡por favor!) y las carnes en su jugo con un plato de frijoles refritos. Ve con mucha hambre pues los platos son grandes, pero también sé paciente porque generalmente hay que esperar hasta media hora por una mesa. También venden birria, tacos, carnitas y hasta mariscos. Está ubicado en Hamburgo 332, en la Juárez, y abren de 9 a 21 h.

BEBE – BÓSFORO

Baja la comida y camina por todo el Paseo de la Reforma desde el Pialadero de Guadalajara hasta el Centro Histórico. Dirígete a Luis Mora 31 y pasa por la cortina roja de la mezcalería Bósforo. Este es un lugar ideal para que te relajes y pruebes distintas variedades de mezcal y cerveza. Eso sí, no llegues después de las 22:30 h. porque ya no cabe nadie. En este bar destaca la decoración clásica y la curaduría musical programada por el mismo dueño; lo mismo suena jazz y blues que electrocumbias. Prepárate para el after.

AFTER – EL JACALITO

Una vez que ya entraste en el modo fiestero, organiza una visita al mítico Jacalito, ubicado en Medellín 143, en la Roma Sur. Prepara los $10 pesos que te pedirán en la entrada y, de inmediato, ubica a don Ramón, el mesero. Procura no llegar tan tarde o no encontrarás lugar ni para respirar. Después de las 2 de la mañana se atasca peor que el Metro Pantitlán en ‘hora pico’. El perreo, las cumbias, la salsa y la música de los 90 es el éxtasis de la noche. Sé tolerante con todos, pues te estarán empujando constantemente.

Compartir
Artículo anteriorBeber hoy: Mundana
Artículo siguienteDrogas duras