Salón Acapulco: Verano todo el año

Si hay un ritmo que te antoje estar en la playa rodeado de tragos, bikinis y speedos, o bien en una pool party en cualquier ciudad, es sin duda el house tropicaloso de Salón Acapulco, un proyecto creado por el productor Iñigo Vontier en Guadalajara en 2011.

La música de Salón Acapulco es algo que ellos mismos definen como “tech house latino tropical” y aunque pueda en un principio parecer extraño, es un género con influencias tan variadas que van desde los clásicos de la salsa y el mambo hasta productores tan reconocidos como los Chemical Brothers, o incluso Gorillaz.

“El proyecto empezó en Guadalajara, tocando en pool parties a las que nos invitaban amigos, de ahí salió el primer mix en mi propio sello, Mix Le Fun, después sacamos otros y el primer single, Atardecer”.

Salón Acapulco, integrado por Iñigo y Telésforo, se ha dado a conocer poco a poco dentro y fuera del país, lo que le ha permitido plantarse en la escena electrónica nacional como uno de los mejores exponentes. Han tocado en París, Estocolmo, Los Ángeles y otras ciudades de Europa.

“Creo que el primer acercamiento a la escena internacional fue cuando nos invitaron a tocar en la pool party oficial de Coachella, de ahí se han dado otras fechas en muchas ciudades y eso habla de que la escena electrónica en México pasa por un buen momento, tal vez el mejor. Lo que hace falta es salir del underground para poder figurar en todo el mundo”, asegura Iñigo.

Para el productor originario de Guadalajara, México juega uno de los papeles más importantes de la escena electrónica actual, pues en los últimos años se han creado géneros nuevos que fusionan los ritmos más tradicionales con los clásicos de la electrónica. “En México lo que sobra es talento, hay muchos productores muy buenos como Wookies, Mijo y Louie Fresco. Nada más hay que lograr posicionarnos en el mainstream para que se vea que hacemos cosas muy buenas”, dice.

Las canciones de Salón Acapulco se han vuelto parte indispensable del soundtrack fiestero en los ultraprivados reventones en playas y ciudades, y han tenido colaboraciones que les han ayudado a proyectar su talento en todos lados, como con Priscila de Quiero Club, los Technicolor Fabrics y Caloncho, entre otros.

“Este tipo de colaboraciones se han dado de manera muy natural, les hemos pedido la ayuda y como buenos amigos nos han apoyado en todo. El trabajo para sacar los tracks es bastante fluido, nos mandan las vocales y nosotros las integramos al proceso creativo”.

Salón Acapulco se presenta el sábado 7 de noviembre en SALA, compartiendo escenario con el reconocido productor Toro y Moi, y según sus propias palabras, tienen preparado un set ‘electropical’ que será místico.

 

Compartir
Artículo anteriorLa cucaracha ya puede caminar
Artículo siguienteBotox