Cemento ‘olvidado’ en Iztapalapa

Cientos de costales del material, que debían ser entregados a personas de escasos recursos, están arrumbados en una bodega de la delegación.

Cientos de bultos de cemento, comprados con dinero público para ser entregados a habitantes de escasos recursos de Iztapalapa, permanecen en una bodega de la Dirección General de Obras y Desarrollo Urbano de la delegación, de acuerdo con una investigación de SEDEMX.

La permanencia del material en esas condiciones implica el riesgo de que éste se eche a perder si no es resguardado en un ambiente seco, advierte Héctor Javier Guzmán Holguín, profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Cuando se deja así y en épocas de lluvia, la humedad va penetrando el saco de papel y llega al cemento”, y al hidratarse pierde sus propiedades de resistencia, explica el catedrático.

El cemento fue comprado por las autoridades delegacionales pocos meses antes de que terminara la gestión de Carolina Santana Nieves, quien en enero tomó el lugar de Jesús Valencia, cuando el perredista pidió licencia para ser investigado por un supuesto caso de conflicto de interés, luego de que se revelara que conducía una camioneta de lujo propiedad de un contratista de la demarcación.

Santana Nieves se comprometió entonces a que 10 bultos del material serían entregados a cada habitante de la delegación inscrito en un programa, nombrado “Ayuda extraordinaria y por única ocasión para la dotación de cemento para el mejoramiento del entorno urbano para los ciudadanos”.

Con ello, dijo la funcionaria, se beneficiaría a seis mil 350 personas.

La actual jefa delegacional de Iztapalapa, Dione Anguiano —militante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) igual que Valencia, hoy diputado federal—, asegura que se han repartido 700 toneladas de cemento y que sólo debe haber “como 300” pendientes de entrega.

Sin embargo, el contrato IZTP/DGA/IR/285/2015, del cual SEDEMX tiene una copia, indica que el 8 de abril pasado se compraron tres mil 180 toneladas de cemento gris tipo Portland a Cementos Moctezuma, por un precio total de ocho millones 484 mil 240 pesos.

Esto apunta a que, si sólo se han distribuido 700 toneladas, como dice la jefa delegacional, todavía están pendientes de entrega más de dos mil o no se ha aclarado cuál fue su destino.

SEDEMX comprobó que hay cientos de bultos de cemento en la bodega de la delegación, ubicada en Río Churubusco 1655, esquina con Eje 6 Sur, en la colonia San José Aculco.

“No estoy obstaculizando”

Cuestionada al respecto, Anguiano asegura que el material será distribuido. Sin embargo, advierte que su administración vigilará que éste sea empleado para los fines del programa, es decir, en las viviendas de los beneficiarios.

“Me parece que debe de haber una correcta aplicación del producto. Estamos supervisando que la gente a la que se le entregaron 10 bultos lo haya aplicado. Si no lo aplica, no lo voy a entregar, no se trata de hacer un dispendio de los materiales y tampoco entregarlos de manera anárquica”, dice.

Sin embargo, vecinos consultados afirman temer que la delegada pueda quedarse con el cemento para repartirlo entre sus bases de apoyo político-electoral. Anguiano ganó las elecciones del pasado domingo 7 de junio en una contienda cerrada con la exdelegada Clara Brugada, quien compitió como candidata de Morena.

Anguiano, en tanto, asegura que el cemento se entregará antes de que termine el año. Y también pone en duda el procedimiento que estableció la administración anterior para el reparto, pues considera que favorece el dispendio cuando en la delegación —la más poblada del Distrito Federal, con cerca de dos millones de habitantes— se podría aprovechar para otras necesidades, como la reparación de banquetas.

“El que se haya entregado de esa manera, 10 bultos, imagínate. ¿Qué haces con 10 bultos para casas afectadas, cuando no tienes la grava ni el material siguiente? Pues es simplemente generar un dispendio. Entonces, no estoy de acuerdo en que se entregue de esa manera, eso lo he dicho a los vecinos […]. No estoy obstaculizando [la entrega], no me niego. Simplemente tiene que ser totalmente comprobable [el uso]”, dice la funcionaria.

“Ahorita estamos haciendo el estudio. En el momento en que lo tengamos sabremos si la gente lo aplicó de manera correcta, y si no lo aplicó, pues seguramente también lo estaré denunciando”, insiste.

Y mientras continúa la controversia por los requisitos de entrega fijados por la administración anterior, miles de habitantes de la delegación siguen sin recibir los bultos prometidos y, según expertos, aumentan las posibilidades de que el material se eche a perder.

Los números del programa

Estas son algunas claves para entender el programa que echó a andar la delegación este año:

  • La compra de tres mil 180 toneladas de este material de construcción, tipo Portland, a la empresa Cementos Moctezuma.
  • La compra de cada tonelada en dos mil 300 pesos. En total, esta compra se tradujo en una inversión superior a los ocho millones de pesos.
  • El programa establece el reparto de 10 bultos de cemento por persona de bajos recursos.
  • Con esto, según las autoridades, se busca ayudar a la población en pobreza. Iztapalapa concentra un alto número de personas en esta situación, junto con los municipios de Ecatepec y Nezahualcóyotl, ubicados en el oriente del Estado de México.
Compartir
Artículo anteriorPuntos Cardinales
Artículo siguienteLa desazón de México