Ciclovías: las inauguran y las olvidan

Una carrera de obstáculos. Eso viven quienes se transportan en bicicleta, por la falta de mantenimiento a los espacios destinados para ellos.

28julio(1)
Fotos: Alfredo Boc / MxM.

Fueron pensadas para proteger a los ciclistas en una ciudad donde los autos no les dejan espacio. Pero la falta de mantenimiento y de vigilancia ha hecho que varias ciclovías del DF sean algo parecido a una pista de obstáculos para quienes se transportan en bicicleta.

Circular por las ciclovías de Paseo de la Reforma y las avenidas Nuevo León, Oaxaca, Chapultepec, Doctor Río de la Loza y Fray Servando Teresa de Mier es encontrarse con baches, zanjas, coladeras destapadas, señalización borrada y autos que invaden los espacios que el Reglamento de Tránsito señala como exclusivos para bicicletas.

Los 33.75 kilómetros de ciclovíasque hay en la zona centro del DF se construyeron con casi 33 millones de pesos del presupuesto público y aportaciones privadas, como compensación por proyectosdel Metrobús, de acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente del DF (Sedema).

Para cuidar esa inversión y dar mantenimiento a las ciclovías, la titular de la Sedema, Tanya Müller,anunció en 2013 y 2014 un presupuesto de 20 millones de pesos. Hasta ahora, esos recursos no se han aplicado.

En entrevista, Müller explicó que será hasta 2016 cuando se inicien esos trabajos con ese mismo presupuesto, pues el diseño de los bloques de plástico que sirven para separar el carril ciclista de los automóviles será homologado para toda la ciudad, proyecto en el que trabaja la Autoridad del Espacio Público.

“Se buscaba dar homogeneidad a la ciudad y ya se está terminando de colocar el confinamiento de la ciclovía de 20 de Noviembre y nos vamos a ir con ese modelo de confinamiento, es una definición importante que ya se dio para que se pueda dar el mantenimiento a las ciclovías que ya están en la ciudad”, explicó la secretaria.

La Sobse informó que el único trabajo de renovación de ciclovías que se ha hecho en los últimos años es la reposición del carril ciclista de la avenida 20 de Noviembre, con el proyecto Mi Calle, de la Autoridad del Espacio Público, que se realizó con un presupuesto de 47 mil 665 pesos.

DESCUIDADAS Y OLVIDADAS

Si se recorren las ciclovías que se encuentran en la zona centro de la ciudad se puede ver que la mayoría de los señalamientos pintados en el asfalto, y el color verde que identifica al carril ciclista, ya casi no se notan. El ejemplo más claro está en el cruce de Reforma e Insurgentes.
En Reforma, entre el Eje 1 Norte y Ricardo Flores Magón, todos los domingos el carril de bicis sirve como estacionamiento, con franeleros incluidos, para los clientes de un tianguis.

En Reforma y Eje 1 Norte, los bloques de plástico que sirven para confinar el carril de bicicletas fueron desprendidos del suelo y comerciantes los usan para sujetar sus puestos.

En varios puntos del Paseo de la Reforma, los bloques de confinamiento ya fueron retirados o les faltan pedazos, mientras que en avenida Chapultepec y Fray Servando, se han intentado robar los tornillos con los que se sujetan al piso.

Fotos: Alfredo Boc / MxM.
Fotos: Alfredo Boc / MxM.

“NO SE OLVIDE DE CUIDARLA”

El manual Ciclociudades, una guía elaborada por el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), menciona como un error de las autoridades “creer que el proceso de implementación de infraestructura ciclista termina el día de inauguración”.
Francisco de Anda, experto en seguridad vial, advierte que al generarse un deterioro pueden pasar varias cosas: “que se desincentive el uso de esa infraestructura para el ciclista y prefiera ir por otros lados, sobre la banqueta o sobre la calle, generando otro tipo de conflictos o que, por la misma infraestructura, el ciclista puede tener un tipo de accidente”.
El especialista destaca que hace falta un programa integral de mantenimiento, construcción y planeación de infraestructura para los ciclistas.

Por su parte, Javier Garduño, coordinador de Política Pública de ITDP México, afirma que lo preocupante es que en en el DF no existe un presupuesto etiquetado ni para construir ciclovías y menos para cuidarlas ni tampoco proyectos de financiamiento para estas tareas.

 

DATOS

10 kilómetros mide la Ciclovía de Paseo de la Reforma.

18.5 millones de pesos costó la Ciclovía de Paseo de la Reforma.

20 millones de pesos invertirán para mejorar ciclovías en el DF en 2016.

109 policías en bicicleta que, en 2012, destinó la Secretaría de Seguridad Pública del DF para cuidar la ciclovía de Reforma, ya no están en servicio.

CIUDADES DONDE LA BICI CUENTA

En Copenhague, Dinamarca, las autoridades están convencidas de que es necesario darles a los ciudadanos una infraestructura ciclista de buena calidad, conectada, continua, cómoda y consistente para que la gente use la bicicleta, explica Sofie Kvist, experta danesa en espacios públicos. Eso se debe, dice, a que “la movilidad en bicicleta forma parte de una visión integral de una Copenhague más verde, para neutralizar las emisiones de dióxido de carbono”. Allá, las labores de mantenimiento a las ciclovías las concentra el departamento de Movilidad y Espacios Públicos, que se encarga de peatones, espacios públicos, ciclovías y estacionamientos.

En Ámsterdam, Holanda, explica Javier Garduño, coordinador de Política Pública de ITDP México, quien formó parte de la delegación mexicana que participó en un recorrido en esa ciudad con autoridades locales hace unas semanas, la infraestructura ciclista recibe mantenimiento con presupuestos multianuales que ya están asegurados desde el gobierno, pero también participan empresas a través de esquemas de asociaciones público-privadas para financiamientos de proyectos a largo plazo.

 

CAMINO LLENO DE OBSTÁCULOS

* En Reforma y Río Mississipi, frente al Cine Diana, por las labores que realiza la Comisión Federal de Electricidad para renovar el cableado subterráneo, se dejó una zanja abierta en donde puede caer un ciclista.

* En la calle de Durango, al rodear el parque Río de Janeiro, en la colonia Roma, cajones de Ecoparq fueron pintados encima de lo que era un carril ciclista.

* Sobre las avenidas Nuevo León y Chapultepec, es común encontrar camionetas de carga estacionadas sobre la ciclovía, casi al llegar al cruce con el Eje 3 Sur.

* En el carril bus-bici que se había instalado en avenida Izazaga, ya no existen bloques de confinamiento y en la esquina de Chapultepec y Cuauhtémoc, donde ampliaron la banqueta, borraron la ciclovía.

* A las salidas de las estaciones de Metro Salto del Agua y Sevilla, el caos impera entre vendedores ambulantes, autos estacionados, peatones sobre la ciclovía y autobuses que hacen base en esos puntos.

 

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa: 28/07/2015
Artículo siguienteEdición impresa: 28/07/2015
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.