Ciudad futurista, sólo en desarrollo

Las autoridades de la ciudad gastaron 60 millones de pesos en soñar un DF mejor y moderno, pero no hay para cuando concretar esos sueños.

6agosto(1)

La Ciudad de México podría tener un transporte al estilo de los Alpes Suizos, donde los capitalinos podrían, con un funicular, librar el tránsito de Polanco a Santa Fe en tan sólo 20 minutos. Los automovilistas bajo ellos tampoco serían menos afortunados, pues podrían conducir un moderno automóvil eléctrico de última generación desarrollado por ingenieros chilangos.

Algunos de esos autos, quizá, podrían ser conducidos por hombres responsables que se hacen cargo de su planificación familiar con un anticonceptivo masculino desarrollado aquí en la capital.

Sí, todos esos proyectos made in CDMX existen, para proyectarlos la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación gastó 60 millones de pesos, pero no hay nadie para desarrollarlos ni tampoco planes para concretarlos pronto.

El secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti), René Drucker, explica que los proyectos están en fase de estudio y cuando concluyan aún tendrán que esperar a que algún inversionista se anime a realizarlos.

“No basta con que se tenga el prototipo, hay encontrar quién lo fabrique, quién haga el plan de negocios, los abogados que definan cuánto le toca a cada quién (investigador- inversionista), que hagan el plan de marketing. Todo ese entramado no existe en este país y es un problema”, explica Drucker.

Así, el titular de la Seciti sostiene que su responsabilidad es tener listos estos prototipos de innovación, pero que no le corresponde garantizar que esta nueva tecnología se desarrolle.

“En realidad, no le corresponde a la Secretaría hacer eso, a nosotros lo que nos corresponde es impulsar cosas que valgan la pena”, dice Drucker en entrevista.

“A los empresarios mexicanos no les gusta apostar por el capital de riesgo, puede que sepan que el prototipo es bueno, pero no saben si realmente va a funcionar”, insiste.

6agosto(2)

LLENOS DE IDEAS, SÍ 

En 2013, en la Seciti tuvieron la idea de generar un medio de transporte distinto y meses más tarde se comenzó a trabajar en planificar un funicular, un sistema de góndolas suspendidas en un cable que no se detiene y que los esquiadores usan para subir montañas.

“La propuesta inicial es que se aplique de Polanco a Santa Fe, son como 15.4 kilómetros, esto es una posibilidad, pero primero se necesita el prototipo, mostrar que funciona y luego saber quién le va a invertir en construir 15 kilómetros de transporte urbano elevado”, explica René Drucker.

La posibilidad de un nuevo transporte en la zona generó opiniones encontradas entre los visitantes de Polanco, una mezcla de zona comercial y residencial en la delegación Miguel Hidalgo.

“Creo que ayudaría mucho con el tráfico, pero no sé si la estructura que necesite pueda hacerse en una zona con tanta demanda y tan congestionada”, dice Iztel Maya, quien viene desde Cuajimalpa a trabajar a esa zona.

“Su construcción generaría un caos, simplemente con los trabajos que hicieron en Masaryk, librar el área es un problema”, considera Gustavo Ayala, quien lleva trabajando seis años en Polanco.

Pensar todo esto le costó a la Seciti —y a la ciudad— 40 millones de pesos, y la presentación de la propuesta tendría que haber ocurrido en enero, pero por complicaciones económicas se espera que se haga hasta octubre.

El año pasado, un grupo de ingenieros mexicanos diseñó el prototipo de un auto eléctrico. La Seciti decidió adoptar el proyecto y actualmente está en busca de una empresa que se interese en desarrollar el prototipo y comenzar con la producción. La idea, dice Drucker, es que sea una empresa de la capital, para que se generen empleos en el DF.

Incluso, la Seciti busca un acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que permita recargar estos autos —cuando se produzcan— de energía a bajo costo.

“Si la CFE pone una tarifa baja que te cueste en lugar de 2.20 pesos el kilómetro recorrido, te cueste 30 o 50 centavos, entonces los taxistas van a estar muy conformes en tener un automóvil eléctrico, porque le costaría menos de la mitad recargar las baterías”, dice Drucker

También en 2014, la Seciti invirtió 20 millones de pesos para que el Laboratorio Nacional de Canalopatías, del Instituto de Fisiología Ceular de la UNAM, desarrolle un anticonceptivo masculino. El proyecto aún se encuentra en investigación, pero la Seciti sostiene que cuando se concluya, la idea es que el anticonceptivo sea producido en la ciudad o por la UNAM.

Con estas ideas, la Ciudad de México sería distinta, pero hasta el momento, aunque millonarias, son sólo eso, ideas esperando más financiamiento.

 

DATOS

322 millones 320 mil 013 pesos fue el presupuesto que se le asignó para este año.

300 millones 721 mil 439 pesos se le asignaron en 2014.

 

INNOVACIÓN JÓVEN

La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal (Seciti), comenzó a operar a partir del 29 de enero de 2013, ya que anteriormente era un instituto. Su Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2013-2018, plantea que actúe con cuatro ejes en los que clasifica proyectos de: Investigación y Desarrollo en Ciencia y Tecnología; Innovación y Desarrollo Económico; Tecnologías de la Información y Comunicación y Difusión y Fomento de la Cultura Científica y Tecnológica.

 

ALGUNOS PROYECTOS

* En 2014 la Seciti invirtió 30 millones de pesos para llevar a cabo el Sistema de Transporte Urbano Elevado Personalizado (TUEP), mejor conocido como funicular, y este año se dieron 10 millones más. El modelo experimental está siendo desarrollado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y se espera que sea presentado en octubre.

* Para el contraceptivo masculino se invirtieron 20 millones de pesos y también se trabaja en coordinación con la UNAM.

* Se trabaja en un proyecto de Regeneración del cartílago articular, la nueva técnica beneficiaría a por lo menos 100 mil habitantes de la Ciudad de México, con un monto aproximado de 7 millones de pesos.

 

Compartir
Artículo anteriorSe apaga la vela
Artículo siguienteEdición impresa: 06/08/2015
Reportera de Ciudad en constante aprendizaje, siempre buscando la forma de inquirir y transmitir. Amante de los gatos y fan de las sonrisas sinceras.