Cuídate de las estafas

Estafas

Si serás de ese 81% de los mexicanos que adquirirá un producto durante Buen Fin, apunta estos tips para rehuir a deudas y estafas.

El Buen Fin ya arrancó. Con él, se espera reactivar el comercio y el turismo de Ciudad de México. Pero que la emoción no te gane: planea, toma estas precauciones y mantente libre de estafas y deudas.

El 81% de los mexicanos comprará un producto durante el Buen Fin, de acuerdo con la plataforma Ofertia!. Ropa, aparatos eléctricos y electrodomésticos suelen estar entre las principales adquisiciones y, para este año, se estima que cada persona gaste $2,947 entre el 17 y el 20 de noviembre.

ESTO TE PUEDE INTERESAR: ARMA TU PLAN PARA EL BUEN FIN

Pero, ¡cuidado! La clonación de tarjetas, el robo de identidad, el mal uso de datos personales, correos electrónicos fraudulentos, páginas web apócrifas, precios inflados y malos cobros son estafas comunes en épocas del año cuando las ventas aumentan, como es el caso del Buen Fin y Navidad.

Para Alejandro Saracho, autor del libro Reconfiguración financiera, las compras por internet pueden ser un mecanismo de compra segura y con mayores ofertas; sin embargo, hay que poner especial atención para evitar robo de información, compras no planeadas y cobros extraños a través de correos electrónicos y páginas web falsas.

“Para verificar que un sitio sea seguro, la liga debe contar con el protocolo de seguridad (https://) y un candado cerrado en la barra de direcciones. Otra opción es usar métodos como PayPal o comprar en sitios conocidos de comercio electrónico que tienen altos estándares de seguridad”, dice.

ANTES DE FIRMAR

Durante cuatro días, miles de establecimientos ofrecerán promociones, meses sin intereses, puntos extra en tarjetas de crédito, bonificación de mensualidades y premios en efectivo por el uso de medios electrónicos de pago; por ello, especialistas en finanzas personales sugieren gastar únicamente en cosas planeadas.

“Hay que distinguir entre un gusto y una necesidad, no caer en compras impulsivas y siempre tener un tope de gastos, pues el pago de las deudas no debe exceder el 30% de los ingresos”, señala Saracho, especialista en finanzas personales.

Algunos puntos clave son comparar precios, no excederse en los meses sin intereses, adquirir productos que duren más del plazo de la deuda y privilegiar el uso de tarjetas de débito para no llevar efectivo ni sobrecargar los plazos.

Antes de caer en la tentación de la firma, pon atención para evitar estafas. La Condusef sugiere revisar los vouchers al momento de pagar para verificar que los montos sean correctos y hayan sido aplicadas las promociones. También se deben guardar los tickets para cuando lleguen los estados de cuenta bancarios.

“Es básico solicitar que la operación de cobro por tarjeta se haga frente al titular para evitar clonación y cobros indebidos, y en caso de que el comercio deslice la tarjeta más de una vez, podemos pedir el comprobante para conocer el motivo del rechazo y estar más seguros del manejo que le dieron a nuestro plástico”, recomienda Paula Álvarez, asesora financiera.

AGUAS CON TUS DATOS

Otra estafa tiene que ver con los datos personales. Entregar información a cambio de ofertas y promociones puede convertirse en un problema. Cualquier producto “regalado” a cambio de datos personales no es gratuito: tu información tiene un precio para quienes se dedican a la mercadotecnia, los fraudes y las extorsiones.

Por ello, el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) recomienda conocer los avisos de privacidad de los establecimientos que soliciten información personal; así podrás saber cuál será el manejo, además de solo compartir los datos necesarios según el bien o servicio del que se trate, siempre y cuando esté bien identificado.

“Por ejemplo, si agarras una promoción en la puerta del supermercado donde te van a regalar un producto por haber gastado una cantidad determinada en otro, es absurdo que te pregunten si tienes auto, qué tan lejos vives o cuántas tarjetas de crédito utilizas. Esas pueden ser tácticas para identificar a posibles víctimas”, comenta Álvarez.

El INAI también sugiere ser cauteloso con ofertas que te condicionen a compartir información entre tus contactos y cuando piden sugerir a amigos y familia como posibles clientes: podrías exponerlos a estafas.

¿A QUIÉN LE RECLAMO?

Aunque veas ofertas en todos lados, ponte trucha: si algún lugar no respeta las promociones o si te das cuenta que los productos están más caros que antes, la Procuraduría Federal del Consumidor recibirá tus quejas.

Si las ofertas son engañosas o las empresas incumplen, puedes denunciar a través de Facebook, Twitter, correo electrónico o teléfono de la Profeco, además de los módulos y brigadas que formarán parte del operativo especial de la procuraduría.

Ahora que, si tu inconformidad es con el banco, debes acudir a una sucursal; si esta no aclara tus dudas, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros recibirá las quejas y ayudará en la conciliación. Además de que puede asesorarte en caso de robo de datos al realizar compras en línea.

En caso de que identifiques páginas fraudulentas y correos electrónicos falsos, puedes denunciar ante las unidades de ciberdelincuencia de la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública capitalinas.

NUMERALIA

95% de los compradores en el Buen Fin acudirá a una tienda física.

16,989 millones de pesos es la meta de ventas para el Buen Fin en CDMX.

12,210 empresas participarán en el Buen Fin capitalino, según Canaco-CDMX.

TE RECOMENDAMOS LEER: GUÍA PARA SOBREVIVIR AL CORONA CAPITAL

Compartir
Artículo anteriorCrucigrama 17 de Noviembre 2017
Reportera que camina la CDMX. Ideática y platicadora en sus ratos libres. Escribe de madrugada y duerme en el autobús. Convencida que las personas están hechas de historias y no sólo de tripas y huesos. De la vida aprendió a no tener sentimiento de escasez.