La generación deprimida

La falta de oportunidades educativas o de trabajo, así como las pocas posibilidades de independizarse están afectando la salud emocional de los jóvenes en la CDMX.

Fotos: Cuartoscuro.
Fotos: Cuartoscuro.

Alejandra, a sus 19 años, se describe como una persona “depresiva y muy neurótica”, porque estalla en ira fácilmente si se siente encerrada, si las cosas no salen como quiere, porque no tiene dinero o porque sólo encuentra empleos temporales.
Terminó la prepa, pero no ha podido entrar a la Universidad: “Me quedo a cinco, siete, aciertos en el examen”, cuenta sin poder ocultar su frustración y hace un resúmen de lo que es su vida cotidiana: “Si no tengo trabajo, no tengo ganas de salir. Hay semanas que me quedo en casa, me levanto tarde, me la paso viendo televisión o llorando por cualquier cosa”.

En la Ciudad de México, el 28.23% de los jóvenes padecen depresión; 18.28% tiene malestar psicológico, el 19.82% experimenta ansiedad y 20.80% siente aprensión y tensión, de acuerdo con los resultados del Primer Diagnóstico de Salud Emocional Joven que realizó este año el Instituto de la Juventud (InjuveDF), tras entrevistar a mil 675 jóvenes.

En el documento no se explican las causas de esos padecimientos, especialistas consultados afirman que la falta de oportunidades en el trabajo ha generado un sentimiento de desesperanza e incertidumbre entre las nuevas generaciones.

José Antonio Pérez Islas y María Emilia Lucio Gómez-Maqueo, investigadores en temas de juventud de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), reconocen que el diagnóstico del InjuveDF es un acercamiento a las emociones de los jóvenes y puede servir de base para otros estudios, pero advierten que carece de rigor porque la muestra de entrevistados no es representativa, pues no detalla cómo los seleccionaron.

En ese diagnóstico se basa la Estrategia de Salud, Balance y Bienestar Joven, anunciada por el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, y que incluye la construcción de un centro público especializado en salud emocional para jóvenes.

El estudio destaca que la mayor cantidad de jóvenes deprimidos está en la delegación Miguel Hidalgo, donde a 37.6% de los entrevistados se les detectó ese padecimiento, seguida de Iztacalco (34.8%) y Magdalena Contreras y Xochimilco (33%).

En 2013, el Injuve DF elaboró la Consulta de Tendencias Juveniles, que reveló que 55.43% de los encuestados sentía poca o nula felicidad y que 66.89% se había sentido deprimido alguna vez en su vida.

María Fernanda Olvera, directora del InjuveDF, explica que la estrategia de atención a la salud emocional busca atender a los jóvenes individualmente y ya no como un colectivo.

“Con esto, el gobierno no le sigue apostando nada más a los condones, le apuesta más que nunca a que, con información, los jóvenes tomen mejores decisiones”, dice.

EL RETO DE INDEPENDIZARSE

José Antonio Pérez Islas, coordinador del Seminario de Investigación en Juventud (SIJ) de la UNAM, asegura que entre los jóvenes de ahora se percibe una desesperanza e incertidumbre por las condiciones económicas y sociales del país.

El académico explica que las de ahora son generaciones de jóvenes que estudian mucho, pero que ese esfuerzo no implica encontrar un buen trabajo. Que se les complica independizarse de la familia por los bajos salarios.

“Todos estos temas les generan ansiedad. ¿Quién puede pensar ahorita en obtener un crédito para una vivienda? Primero, para que se lo den… y después ‘¿cómo pago un crédito si tengo empleos donde los contratos son de tres meses y al final del contrato puedo perder mi empleo?’ No hay visión de largo o mediano plazo. Todo se convierte en un estado permanente de incertidumbre, de angustia, de cómo resolver el futuro”, detalla.

María Emilia Lucio Gómez-Maqueo, psicóloga experta en jóvenes, afirma que el entorno social no es el principal factor que detona la depresión y la ansiedad en ese sector de la población, sino la falta de cariño de los padres.

“La falta de oportunidades produce desesperanza y está relacionada con la depresión, pero creo que lo que más influye es la falta de cuidado por parte de la familia y por una parte de la sociedad, que no cuida a los jóvenes”, considera la académica de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Lucio asegura que los padecimientos descritos en el diagnóstico del Injuve DF se han encontrado en muchos países de América Latina y Europa. “No son exclusivos por vivir en la Ciudad de México”, dice.

Las consecuencias de una juventud con esos males, explica, pueden derivar en “mucha desesperanza, pocos deseos de superarse, intentos de suicidios, adicciones, embarazos adolescentes… un deterioro personal, primero, y social, también”.

Pérez Islas, coordinador del SIJ, agrega que la dinámica de las grandes ciudades influye en la falta de afecto entre los jóvenes.

“En esta sociedad metropolitana, cosmopolita, abierta quizá como nunca, se sigue fomentando la individualidad. En la ciudad, ni nombre tienes. Me puedo atravesar contigo en la calle y no sé quién eres. Esa sociedad abierta produce mucha individualidad y produce muy pocos apoyos comunitarios”.

Fotos: Cuartoscuro.
Fotos: Cuartoscuro.

URGENTE, UNA ESTRATEGIA DE ATENCIÓN

Para ambos investigadores, la atención a la salud emocional de los jóvenes del DF es urgente debido al rezago en el que se encuentra, pero aseguran que requiere de una estrategia bien pensada y especializada.

Un centro de salud emocional, como el que pretende el gobierno del DF, debe incluir también atención a los padres de familia y que los psicólogos tengan una especialidad en jóvenes, no que sean recién graduados de la licenciatura, como lo plantea el InjuveDF, señala la investigadora Lucio.

El maestro Pérez Islas, por su parte, considera que el centro no debe ser solo de salud mental, sino integral y ofrecer información desde edades tempranas sobre sexualidad, nutrición, relaciones con los padres, diversión e incluso orientación jurídica, porque muchas veces los jóvenes no saben qué hacer si los detiene la policía y hay abusos.

 

DATOS

25% de los jóvenes que viven en Azcapotzalco presenta malestar psicológico.

26.1% de los jóvenes que viven en Iztacalco presentan ansiedad. 32% de la población joven de Xochimilco sufre ansiedad por sentimientos de aprensión y tensión.

 

ESTRATEGIA DEL GDF

Entre las conclusiones del Diagnóstico de Salud Emocional Joven del Instituto de la Juventud del DF, se ubica que los jóvenes capitalinos demandan una atención psicológica “que contenga las necesidades emocionales que su vida diaria les genera”.

Ante ello, el gobierno del DF anunció el pasado 16 de junio la construcción de un Centro Público Especializado en Salud Emocional, que se ubicará en la delegación Venustiano Carranza, en la colonia Michoacán.

El edificio tendrá un costo de tres millones de pesos y un presupuesto de dos millones de pesos para comenzar a operar en enero del próximo año.

El inmueble, de 358 metros cuadrados de construcción, tendrá 16 consultorios y una sala para terapia grupal.

El InjuveDF pretende que sea psicólogos recién graduados los que atiendan allí a los pacientes jóvenes que acudan al Centro, en donde también habrá un módulo permanente del Instituto de las Mujeres y de la Secretaría de Salud.

La dependencia espera que en lo que resta de la administración actual puedan abrirse otros dos centros de este tipo, para lo que requieren un presupuesto de cinco millones de pesos para cada uno.

 

¿DÓNDE RECIBIR ATENCIÓN?

Instituto Nacional de Psiquiatría, dos modalidades:
Presencial: Puedes acudir al Módulo de Preconsulta e Informes, ubicado en Calzada México-Xochimilco 101, San Lorenzo Huipulco, Tlalpan, para solicitar una cita programada. Los horarios de atención son de lunes a viernes, en días hábiles, de 8 a 14:30 hrs.
Telefónica: Llamando al 4160-5372 desde el DF o al 018006114488 del interior de la República.

Instituto de la Juventud del DF
Calzada México-Tacuba 235, colonia Un Hogar para Nosotros, delegación Miguel Hidalgo, a un costado del Metro Colegio Militar. Acudir al segundo piso, de 10:00 a 14:00 y de 15:0 a 19:00 o llamar al 5342-7446

Línea UAM. Dirigida a la comunidad de la Universidad Autónoma Metropolitana, a la que atiende de lunes a viernes, de 9:00 a 17:00 horas y al público en general, al que atiende los martes y jueves, de 09:0 a 13:00 horas. El teléfono es 5804-6444.

 

Compartir
Artículo anteriorMerced
Artículo siguienteSCJN: ‘No es obligación de los abuelos mantener a los nietos’
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.