Los otros vecinos de la ciudad

En el DF habitan unas 355 especies de aves, 83 de mamíferos, 18 de anfibios y 39 de reptiles que, pese a la urbanización, han logrado sobrevivir en la CDMX.

Mayoría: La fauna silvestre que habita el Distrito Federal está compuesta, principalmente, por aves como el halcón. Fotos: Cuartoscuro / Archivo.
Mayoría: La fauna silvestre que habita el Distrito Federal está compuesta, principalmente, por aves como el halcón. Fotos: Cuartoscuro / Archivo.

Hay habitantes de la Ciudad de México que todos los días tienen que enfrentarse al asfalto, al ruido de los autos y a los edificios que crecen aquí y allá. Son 500 especies de aves, mamíferos y reptiles que, hasta ahora, han logrado sobrevivir y adaptarse a los cambios de la metrópoli.

Por ejemplo, explica el biólogo Luis Zambrano, la zorra gris que aún es posible encontrar en la ciudad es muy probable que por las noches sortee los autos que circulan a alta velocidad por el Periférico Sur, para lograr pasar del Pedregal de San Ángel al Bosque de Tlalpan.

En la Ciudad de México, además de los millones de capitalinos que aquí viven y trabajan, también habitan unas 355 especies de aves, 83 de mamíferos, 18 de anfibios y 39 de reptiles originarios de esta zona del país. Para una buena parte de ellos, su refugio está en el sur y el oriente del DF, donde aún encuentran áreas boscosas, montañosas y lacustres.

Estaban aquí, en el Valle de México, antes de que la capital creciera y, poco a poco, frente al desarrollo urbano, han ido perdiendo los espacios de lo que en algún tiempo fue su hábitat.

Un estudio, que preparan la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) del DF, ha documentado que esta variedad de animales encuentran dónde vivir entre los seis tipos de vegetación que existen en la capital.

De las casi 500 especies, al menos cuatro están en riesgo, según la Conabio: el teporingo o conejo de los volcanes, el gorrión serrano y la salamandra o ajolote tienen un lugar en la lista de animales en peligro de extinción, mientras que la rana fisgona mayor, está sujeta a una protección especial.

Luis Zambrano, secretario ejecutivo de la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel, a cargo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), menciona que, aunque no se puede decir que están en riesgo de desaparecer, especies como el cacomixtle (mamífero parecido a los mapaches), así como el tlacuache y la zorra gris están en una situación de vulnerabilidad, pues se han reducido los espacios para que sobrevivan.

Datos de la Conabio muestran que aunque la mayoría de la fauna silvestre del DF habita prácticamente en las delegaciones del suelo de conservación, que ocupan 50% del territorio de la capital, los parques y zonas arboladas favorecen su presencia en suelo urbano.

“Sobreviven porque no tienen una dieta específica, son adaptables, tienen tolerancia amplia de temperatura, humedad o estacionalidad y utilizan todos los recursos disponibles”, de acuerdo con información de la Conabio.

Fotos: Cuartoscuro / Archivo.
Fotos: Cuartoscuro / Archivo.

AGUILAS A LA VISTA

En el año 2008, vecinos de una unidad habitacional en Iztacalco vivían entre la sorpresa por el vuelo de águilas reales que planeaban sobre los edificios, porque habían hecho su nido en lo alto del follaje de un árbol alto.

Residentes de la unidad habitacional Tlatelolco, en pleno centro de la urbe, han distinguido en las alturas el vuelo de uno que otro halcón y aseguran que en las terrazas de las torres más elevadas viven algunos murciélagos.

Zambrano, investigador del Instituto de Biología de la UNAM, explica que “a veces a los capitalinos se les olvida que vivimos en un ecosistema”. Dice que los animales logran encontrar refugio en las zonas urbanas en cualquier rincón y que aunque no sea muy visible, se mueven.

Zambrano menciona el caso de la zorra gris cruzando el Periférico: “Aunque no lo creas y no los veamos, los animales aprenden a cruzar avenidas, entienden cómo funcionan las calles”.

Los riesgos más identificados por la Conabio para la fauna del DF son la pérdida de su hábitat, la contaminación, la introducción de especies exóticas invasoras e impactos por ser colectados o atropellados. “A medida que su hábitat se reduce quedan expuestas a otros  problemas que pueden eliminarlas, como incendios, desarrollos urbanos, etcétera”, detalla.

La zorra gris es un ejemplo de una especie que fue desplazada de su hábitat. Luis Zambrano explica que ese animal ya casi no puede verse en la reserva del Pedregal de San Ángel, a causa de la introducción de perros que la depredaron.

Desarrollo urbano vs fauna

Zambrano advierte que obras que se pretenden construir en la capital, como la Autopista Urbana Oriente o el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) ponen en riesgo a diversas especies de aves migratorias que llegan a la zona lacustre del Valle de México, como Xochimilco y los remanentes del Lago de Texcoco, principalmente pelícanos que vienen de Canadá.

El académico explica que el gobierno del DF tiene la obligación de no aniquilar a los animales que existen en su territorio, por el contrario, debe preservarlos a éstos y a su ambiente.

Sin embargo, durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera se retiró a la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca la declaratoria de Área de Valor Ambiental en su categoría de Bosque Urbano y dejó sin protección a 96 especies vegetales y 30 especies de fauna silvestre, para poder ampliar la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez.

 

 

DATOS

355 especies de aves existen, aproximadamente, en el Distrito Federal.

75% son aves de hábitats terrestres y 25% acuáticas.

3.3% de las especies de aves del mundo se puede encontrar en el DF.

23% de las aves están en riesgo.

 

CONVIÉRTETE EN UN BIÓLOGO AMATEUR

La Conabio abrió en 2013 un portal en internet (http://naturalista.conabio.gob.mx/) para que los ciudadanos ayuden a documentar con fotografías propias la presencia de animales y plantas en México.

La página Naturalista invita a los ciudadanos a registrar y compartir lo que observan en la naturaleza, además de poder conocer a otras personas interesadas en el tema.

En la página se pueden subir fotos de plantas medicinales, enigmáticos insectos, pequeñas ranas y sapos, lagartijas y víboras, coloridas aves o carismáticos mamíferos.

“La mayoría de la gente vivimos en ciudades y nuestra familiaridad con la naturaleza es cada vez menor, pero una vez que empezamos a conocer a otros seres vivos podremos extender la comunidad con la que compartimos el planeta. Además tus observaciones pueden ayudar al aumentar el conocimiento científico y a tomar el pulso del planeta”, dice la página de internet.

 

BIODIVERSIDAD CITADINA

Los lugares donde más se refugian las aves en el Valle de México es en el suelo de conservación, al sur de la ciudad, que ocupa el 50% del territorio del DF y la Ciénega de Tláhuac-Xochimilco.

En el DF existen 10 Áreas Naturales Protegidas: Desierto de los Leones, Lomas de Padierna, Fuentes Brotantes de Tlalpan, El Tepeyac, el parque Insurgente Miguel Hidalgo y Costilla, Cumbres del Ajusco, dos secciones del Corredor Biológico Chichinautzin, El Cerro de la Estrella y El Histórico Coyoacán.

Compartir
Artículo anteriorEl verdadero error del Piojo
Artículo siguienteEdición impresa: 30/07/2015
Rafael Montes es reportero de la ciudad desde hace siete años. Apasionado de la movilidad, el urbanismo y el medio ambiente. Ciclista y peatón cotidiano, no tiene auto y sólo de ser muy necesario deja la bici para subirse al Metro o al coche de su novia.