Obras en lista de espera

Durante 2015, la Secretaría de Obras ha incumplido sus propias metas, como dar mantenimiento a los puentes peatonales y las escuelas de la capital.

La construcción de nuevas rutas para transporte público, la rehabilitación de puentes peatonales y el mantenimiento al alumbrado de la ciudad tienen algo en común: son tareas en las que, a dos meses de que termine el año, el gobierno capitalino tiene menos de la mitad de avance.

El estatus de estos trabajos se encuentra consignado en el último informe trimestral de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) que corresponde a los meses de enero a septiembre.

Isidro Tovar, subdirector de Construcción de la Sobse, señala al respecto que esos bajos porcentajes de avance no reflejan incumplimiento por parte de la dependencia. Se deben, argumenta, a que la Sobse debe esperar a que otras instituciones como la Secretaría de Finanzas liberen los recursos para poder trabajar.

“Si no tenemos recursos no podemos llevar ningún mantenimiento preventivo”, sostiene Tovar.

El funcionario cita como ejemplo el mantenimiento a los puentes peatonales de la ciudad. A principios de año, la Sobse se propuso atender 62 estructuras. Sin embargo, hasta la fecha solamente ha atendido 15 —menos de 25%—, lo que Tovar atribuye a que su equipo no contaba con dinero para comenzar a laborar.

De acuerdo con el decreto de Presupuesto de Egresos de la ciudad para 2015, la Sobse tiene asignados nueve mil 46 millones de pesos.

Es la segunda dependencia del Gobierno del Distrito Federal (GDF) con el mayor monto, solamente detrás de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF), que tiene 14 mil 390 millones de pesos, y supera a instituciones como Desarrollo Social (ocho mil millones de pesos), Salud (siete mil millones de pesos) y la Procuraduría General de Justicia (cinco mil millones de pesos).

“En el primer trimestre es cuando empezamos a hacer los diagnósticos (de los trabajos pendientes). Después de que nos llega el recurso empezamos a hacer los puentes de las peticiones que tenemos”, dice Tovar.

Una situación de rezago similar a la de los puentes ocurre con las reparaciones a la infraestructura educativa, con la construcción de rutas para transporte público (en la que el avance es de 27%) y con la remodelación de espacios del sector salud (en la que el avance es de apenas 1.11%).

Los puentes de la ciudad

Las condiciones de los puentes peatonales en particular han provocado llamados de atención para la secretaría. En agosto pasado, la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF) le dirigió una recomendación para exhortarla a hacer un dictamen sobre las condiciones de estas estructuras, con la finalidad de evitar accidentes.

El documento fue elaborado luego de que la CDHDF investigó la muerte de una mujer que cayó de un puente provisional. El hecho ocurrió en 2012 en Periférico, durante la construcción de la Autopista Urbana Sur.

La recomendación indica que el puente provisional era de baja calidad y carecía de medidas de seguridad e iluminación, así como de mantenimiento y supervisión.

El Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad (Indepedi) hizo un estudio sobre las condiciones actuales de los puentes peatonales fijos que se colocaron en los perímetros donde fueron construidas las autopistas urbanas Sur y Poniente.

De acuerdo con este análisis elaborado por el Indepedi, al menos 10 de estas estructuras tienen irregularidades. En algunas, los especialistas notaron obstáculos que limitan el paso —como postes o puestos ambulantes de comercio—, y en otras más, detectaron separaciones entre los escalones.

Para Roberto Remes, especialista en movilidad y director de la organización Ciudad Humana, el hecho de que a la fecha no se haya concluido con la revisión y el mantenimiento de los puentes peatonales no es lo más preocupante. En su opinión, lo más grave es que no hay un cambio de visión con el cual se dirijan los esfuerzos a construir cruceros seguros a nivel de piso.

“Es posible que la Secretaría de Obras sea omisa, pero también diría que es muy probable que la función [de atención a los puentes peatonales] no debe estar ahí. No hay una perspectiva de movilidad, solamente hay una perspectiva de infraestructura”, dice.

Frente a estas críticas, Tovar asegura que el compromiso de la Sobse es firme: cerrar 2015 con la meta de dar mantenimiento a los 62 puentes peatonales que se tenían en la mira. Incluso, afirma que la dependencia es consciente de que después debe seguir con la revisión de las más de 630 estructuras de este tipo que hay en la ciudad, sobre las cuales la secretaría todavía desconoce su condición.

Las obras que sí caminan, según el GDF

En una tarjeta informativa, la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) asegura que este mismo mes concluirán los trabajos de construcción de la Línea 6 del Metrobús, que cruzará por las delegaciones Azcapotzalco y Gustavo A. Madero, ubicadas al norte de la capital, en el tramo que va de El Rosario hacia Aragón. Con ello, la dependencia a cargo del ingeniero Edgar Oswaldo Tungüí Rodríguez señala que, si bien reconoce tener retrasos en algunos rubros, cuenta con avances en otros de gran importancia para la ciudad.

 

Compartir
Artículo anteriorEdición impresa 11/11/2015
Artículo siguienteRenunciar a los anhelos
Reportero, ciudadano y cuasi adicto –en recuperación– de las bebidas energizantes. Por ahí dicen que soy el elemento más antiguo del equipo editorial de Máspormás, ¿será?